M. ÁNGELES CEBRONES PREGONERA DEL CRISTO

«Para mi pueblo quiero un futuro con muchos ‘Señores de Bembibre’»

m. carro | ponferrada

Dos décadas como corresponsal de Diario de León en el Bierzo Alto y un año menos también como cronista local de Radio Bierzo, sin olvidar sus trabajos en Televisión Ponferrada —ahora La 8 Bierzo— y el ya desaparecido semanario Bierzo 7. Mari Ángeles Cebrones conoce como nadie lo que pasa en Bembibre, es parte de su historia, pues ha dedicado buena parte de su vida a contarla. Ello y mucho más es lo que ha llevado al Ayuntamiento de Bembibre a elegirla para pregonar las fiestas de Cristo. Así pasará de contar la noticia a ser parte de ella, protagonista del acto que marca el punto de partida oficial de las fiestas.

—¿Qué significa para ti ser la pregonera del Cristo?

— Ante todo, una gran responsabilidad, máxime por quienes me han antecedido en ese papel, que han hecho una gran labor. Y después, por supuesto, un honor. Dar el pistoletazo de salida a las fiestas de la localidad en que has nacido y vives es todo un lujo.

—Pasas de contar lo que sucede durante estos días a ser parte de la noticia.

— La idea es disfrutar todas las fiestas como siempre. Además, el ‘otro lado’ lo ocuparé tan solo unos minutos en los que espero no defraudar las expectativas de quienes apostaron por que yo realizara el pregón.

—¿Qué es para ti imprescindible en las fiestas del Cristo?

—Un buen ambiente y la compañía de la gente que quieres, sean familiares o amigos. La fiesta sólo se disfruta compartiendo.

—Durante muchos años has contado, y sigues haciéndolo, lo que pasa en el Bierzo Alto. Te ha tocado dar el pregón en un momento bajo tanto económicamente hablando cómo en lo que a empleo se refiere. ¿Eso se nota en las fiestas?

— Fíjate que soy positiva en este caso. Evidentemente, las cosas han cambiado y la crisis se ha notado incluso en las fiestas. Los problemas afectan anímicamente a todos y eso se nota, por una parte, en las actividades festivas que se programan y, por otra, en las ganas de participar y disfrutarlas por parte del público. Pero mi impresión es que estamos remontando ese bajón social. Nos queda mucho y ojalá pronto recuperemos ese vivir festivo de hace años, pero vamos por buen camino y eso se va notando cada año con relación al anterior.

—¿Qué es lo más difícil de tener que leer el pregón de las fiestas de tu propio pueblo?

—Lo primero, el temor a defraudar. Ten en cuenta que las experiencias vividas son muy similares entre el público que te escucha y uno mismo y es difícil hacer entender que tu visión sea previsiblemente diferente.

—¿Qué les vas a contar a tus paisanos?

—Pretendo algo original que apunte más al futuro que a mí me gustaría que a recordar el pasado que todos hemos vivido.

—Y ¿qué futuro te gustaría?

—Uno con muchos ‘Señores de Bembibre’.

Noticias relacionadas

Outbrain