El baile del ahorcado

Warren Buffett

Cristina Fanjul

Ayer vi un documental en HBO sobre Warren Buffett, el oráculo de Omaha, el tercer hombre más rico del mundo. El reportaje se titula Becoming Warren Buffett. Becoming es un verbo apasionante. Para explicarlo habría que recurrir a la transformación de la crisálida en mariposa. Significa llegar a ser, pero no sólo. Becoming Warren Buffet nos hace viajar alrededor de la vida del magnate, pero también nos sumerge en su concepción de la vida, en su manera de pensar, en su habitación interior, el lugar en el que no podemos escapar de lo que somos, de lo que pensamos, de lo que hemos hecho y de lo que nunca haremos. Puede convertirse en un sitio confortable, aunque para muchos es un espacio inhóspito.

Tendemos a pensar que la vida de un triunfador es sencilla, pero la realidad nos muestra lo contrario. Decía Truman Capote que cuando Dios te da un don, lo que en realidad te regala es un látigo con el que fustigarte. El documental de HBO nos deja mirar por la mirilla de ese tormento. Lo importante de la vida de Warren Buffett no es el dinero que ha sembrado sino el precio que ha pagado: soledad, incomprensión y un nivel de autoexigencia difícil de alcanzar.

Becoming Warren Buffett demuestra que la aflicción ha sido uno de los caminos para llegar a ser Warren Buffett, que, como suele ocurrir, Warren Buffett no llegó a ser Warren Buffett hasta enfrentarse a sí mismo, hasta pasar su cuarentena personal en el desierto. Los recuerdos de sus padres, su evolución ideológica, la difícil relación con su mujer, la enfermedad y la muerte, y el descubrimiento de que para ser Warren Buffett debía convertirse en Warren Buffett. Parece un perogrullo, pero lo más complicado de la vida es descubrir quiénes somos y dar el paso. Warren Buffett es el hombre de los 87.000 millones de dólares pero, sobre todo, Warren Buffett es el hombre que descubrió que para convertirse en Warren Buffett tenía que comenzar a cotizar en el mercado de la solidaridad, que el interés compuesto está en descomponer la riqueza entre los demás.

Warren Buffet ha ‘liberado’ ya más de 26.000 millones de dólares de su fortuna personal. Nada más.

Outbrain