Error 8: Constant CONFIG_HTTP already defined
Error 8: Constant SERVER_ESTATICOS already defined
«La heterogeneidad enriquece» - Diario de León

Vinos de su puño y letra

«La heterogeneidad enriquece»

José Manuel Ferreira San MiguelPrada a Tope S.A.«La Mencía es un regalo que nos permite hacer vinos espectaculares y tiene unas cualidades que debemos explotar desde la diversidad y la personalidad, pero a partir de la máxima calidad como aspiración». Esas son las convicciones de quien pone firma a los vinos de la bodega Prada a Tope.

El enólogo Ferreira San Miguel, en lacava de la bodega de Prada a Topeen el complejo enoturístico de Canedo.
B. fernández

Rafael Blanco

La heterogeneidad es la gran riqueza de la Mencía y la viña berciana. Cada una es distinta y tiene matices diferenciadores más allá incluso de los que marcan las laderas y las tierras más arcillosas. Hay que conducir cada viña no con mano dura, sino de manera individualizada para explotar sus peculiaridades». José Manuel Ferreira San Miguel vive con verdadera pasión la enología y, desde la gran experiencia adquirida en la viña y en la bodega, habla a borbotones de ella y del enorme privilegio que supone ejercerla en el Bierzo y con la Mencía: «Es única, fina, sutil, elegante y muy aterciopelada, pero hay que mimarla mucho para mantener su personalidad. Hay que ser muy cuidadoso para no perder la tipicidad en la elaboración. Es una uva que nos regala vinos espectaculares y únicos. Es una suerte», reflexiona. También lo es el Bierzo como escenario vitivinícola: «Tiene unas cualidades que debemos explotar con la máxima calidad como único objetivo. Es un enclave ideal que, por frescura es difícil de encontrar», reflexiona.

«Tenemos que ser capaces de explotar esa diferencia sin entrar a competir con otra denominaciones de origen con menores costes de producción. El precio no es nuestra guerra. Yo creo que todos, o al menos un grupo muy importante de bodegas, estamos en eso. Y esa sintonía, cada uno con su estilo y su personalidad, y la de la unidad es el camino a seguir», defiende el joven e inquieto enólogo que define el nuevo perfil e imprime carácter a los vinos de Prada a Tope.

Defensor de la figura del viticultor como canalizador de un legado de enorme valor y del laboreo tradicional en la viña, es un firme guardián de los principios que desde una severa interpretación de la actividad impone el propio José Luis Prada Méndez, figura irrenunciable e irrepetible del vino del Bierzo. Y más que del vino.

También como su mentor, es un aguerrido defensor del Maceración. «Es el vino que se asocia a la bodega. Cada una tiene su vino bandera y este es el nuestro. Es, además, la demostración de que la Mencía permite hacer todo. En este caso un vino con personalidad y en la idea de transmitir sensaciones. Un vino colega, divertido, juvenil, muy femenino incluso y para disfrutar sin la necesidad de concentrarse en él». Y eso, añade Ferreira, «con la ventaja de que en cuarenta días lo tienes listo. Pero sobre todo es una bomba de fruta, o mejor, la fruta convertida en un vino capaz de transmitir a través de la botella lo que has trabajado en la viña. Y sobre todo es también un mensajero adelantado de la cosecha que te dice con extraordinaria precisión cómo van a ser los tintos de ese año».

Noticias relacionadas

Outbrain