Error 8: Constant CONFIG_HTTP already defined
Error 8: Constant SERVER_ESTATICOS already defined
Orgullo vinícola del Valle Gudín - Diario de León

MELWA | valdevimbre

Orgullo vinícola del Valle Gudín

La referencia señera de Melwa, ‘Valle Gudín’, ampara los Tierra de León en una carta esencial con verdejo, rosado, tinto joven y un crianza que desdesu aparición en el mercado, al que ahora llega con el indicativo de cosecha del 2008, sorprendió, y lo sigue haciendo, por su calidad.

El viñedo propio garantiza la mejor calidad de uva de prieto picudo para la bodega, que además de esas dieciséis hectáreas dispone de otras doceen régimen de arrendamiento.
B. fernández

Rafael Blanco

Don Nicolás Álvarez fundó en 1908 lo que sus hijos Melquíades y Waldo convertirían, mediado el siglo pasado, en lo que hoy es Melwa, que como razón social es el resultado de la unión de las primeras sílabas de sus nombres, pero sobre todo del trabajo de tres generaciones de vitivinicultores dentro del núcleo familiar. Juan José, Pedro y Carlos dedican hoy tiempo y esfuerzo a esa actividad. Y lo hacen con renovados criterios, los asumidos hace tiempo en el compromiso de elaboración de vinos de calidad, y desde la disponibilidad todavía reciente de más y mejores medios técnicos y un escenario acorde al volumen de producción: una gran bodega aneja a la tradicional construida en un hueco abierto en paralelo sobre la caída de la pendiente horadada dos siglos atrás. Es un auténtico búnker armado sobre el perfil de la ligera pendiente del entorno. Gruesos muros y cubierta de hormigón garantizan en el interior una temperatura idónea para la elaboración y el almacenamiento.

La base de elaboración es el viñedo propio, dieciséis hectáreas plantadas en espaldera hace veinte años, y doce arrendadas. La vendimia de esas cepas y las de otras doce hectáreas arrendadas o comprometidas proporcionan la base de elaboración para las dos líneas de vinos de mesa —los históricos Melwa blanco, rosado y tinto y Pago de Rozas sólo rosado y tinto— y la de calidad que comercializa la bodega. El lanzamiento hace dos años del primer crianza Valle Gudín supuso, por su calidad, un espaldarazo para la actividad elaboradora de bodega, hasta el punto de que ha renunciado al barrica de seis meses en favor de una crianza que dobla el tiempo y con el que se premia a los clientes de ese tipo de elaboraciones (sólo 3.000 botellas que se venden a 7,80 euros en bodega).

Un blanco de verdejo (9.000; 3.00) y un rosado (61.000; 2,75) y un tinto joven (55.000; 3,25), también monovarietales, cierran la oferta de los Valle Gudín, que hacen mención al paraje de origen. Seis hectáreas de cepas de la variedad tempranillo y parte de las dos y media plantadas de verdejo sirven también de aporte en vendimia para las dos líneas de vinos de mesa.

No escapa la bodega, que ya tenía un precedente en esa elaboración bajo la etiqueta de Pago de Rozas, a la apetencia ya extendida de un semidulce, Culminación, que ya ensayó con éxito el año pasado, que con la vendimia del 2011 triplica en producción y que acaba de llegar al mercado presentado como vino de mesa, puesto que la normativa del consejo regulador excluye esas especificidades de la acreditación como vino de la Denominación de Origen Tierra de León.

Noticias relacionadas

Outbrain