Digital Cockpit. Nueva propuesta de Seat

Arona e Ibiza, tres vistas a elegir. Optimiza la información más interesante para el conductor. El Arona es el primer SUV urbano que adopta un cuadro de instrumentos digital, con pantalla ‘personalizable’ de 10,25 pulgadas.

J. F. Z.

Información… ajustada. La pantalla, de alta resolución y a todo color, propicia mayor funcionalidad a la interpretación que precisa el conductor en todo, aumentando la seguridad a bordo merced a una optimizada visualización sin necesidad de apartar la vista de la carretera ni las manos del volante.

Con sólo pulsar un botón, el conductor puede ‘desplazarse’ por las pantallas disponibles sin distracción alguna y maximizando la información en tres pantallas.

Clásica: proporciona las características analógicas ya conocidas (velocímetro, cuentarrevoluciones…) incluyendo más información entre los dos relojes, como es el caso de las indicaciones de navegación, el sistema de audio, el teléfono, los diferentes datos del trayecto, el estado del vehículo y los sistemas de ayuda a la conducción (asistente automático de frenada, radar de proximidad, aviso de cambio involuntario de carril y ángulo muerto, alerta de tráfico posterior para salir con seguridad de los estacionamientos) con, incluso, informaciones adicionales que pueden insertarse en pequeñas circunferencias ubicadas en el centro de los relojes.

Digital: permite convertir la totalidad de la pantalla en un mapa interactivo a todo color, con información detallada del entorno para ayudar a encontrar estacionamientos, talleres o direcciones de interés. También el mapa puede acercarse o alejarse para que el conductor pueda orientarse fácilmente. Una vista que, además, ofrece informaciones adicionales del menú (teléfono, trayecto, audio…).

Dinámica: pone el foco en la información más relevante para el conductor, permitiendo su personalización, mientras que se visualiza el velocímetro y el cuentarrevoluciones en los laterales con un diseño semicircular de los relojes y, a la vez, visualizando en el centro las indicaciones del navegador, la información más avanzada del asistente del cambio involuntario de carril, detector de personas y vehículos delante de nuestro propio coche, así como el radar de proximidad, aviso de vehículos en el ángulo muerto, y el estado del vehículo, entre otros.

Gracias a las posibilidades de personalización del Digital Cockpit no importa quien conduzca, pueden guardarse hasta tres perfiles por vista, de forma que el conductor tendrá guardado su «perfil de usuario» en la memoria del coche y seleccionarlo cómodamente cada vez que se ponga al volante.

Seat implantará próximamente este sistema en el Cupra Ateca y en le León Cupra R ST.

Noticias relacionadas

Outbrain