E-Mehari. El ‘excursionista’… de Citroën

El fabricante introduce cambios respecto al presentado en 2016. El E-Mehari viene a redondear el completo catálogo eléctrico del ‘chevron’. Un nuevo techo duro, mayor equipamiento de seguridad y confort. Disponible a partir de 23.500 euros.

javier fernández

Medio siglo después… el sucesor. Sucesor estético y ‘filosófico’, un auténtico salto generacional para un coche… que sigue pidiendo playa ‘a gritos’; también campo o ciudad, merced a su versión ‘Hard Top’ cuyo techo rígido se asocia a dos cristales laterales y a una luneta trasera practicable. Su único ‘pero’: 15 minutos —como mínimo— para desmontarlo.

Así, el icónico cabrio de 4 plazas, totalmente eléctrico, conserva la fórmula de vehículo lúdico, fácil de utilizar, de disfrutar… y de limpiar, reforzando incluso su confort y tecnología.

Citroën ha trabajado a fondo en la mejora del interiorismo, con adopción de mejoras que aumentan —si cabe— la polivalencia de un modelo que —en su día— marcó ‘tendencias’ en los catálogos del ‘chevron’, que hoy —50 años después— puede volver a convertirse en todo un «elemento de moda», que puede lucirse también en ciudad, tanto en la temporada primavera-verano como en los meses de otoño-invierno, de forma que el E-Mehari acaba por representar un auténtico estilo de vida, fiel al espíritu libre y alternativo marcado por el ‘abuelo’… el Méhari de 1968.

La «renovación eléctrica» del Méhari se plasma en la adopción de la filosofía «Advanced Confort» (como en la generalidad de los nuevos modelos de la marca) con un interior de tanta calidad como completamente rediseñado: nuevo salpicadero y volante, con decoración en el mismo color de la carrocería, asientos más envolventes y el sistema «Easy Entry» que facilita el acceso a las plazas traseras.

El apartado mecánico permanece invariable: motor eléctrico de 68 CV y la batería caliente —sin líquidos—, que homologa en torno a 195 kilómetros de autonomía, con un tiempo de recarga que oscila entre 10,5 y 16,5 horas.

El E-Mehari, con capota de lona y aire acondicionado, tiene un precio de 23.500 euros —descuentos de lanzamiento incluidos— a los que hay que añadir 87 euros mensuales del alquiler de la batería. La versión de techo rígido tiene un incremento de 1.390 euros.

Para los amantes de las curiosidades. En sus casi veinte años de vida comercial, ‘aquel’ pionero Méhari dio muestras de su polivalencia y capacidad de adaptación: Raid Lieja-Dakar-Lieja (1969), Raid París-Kabul-París (1970) y Raid París-Persépolis-París (1971), además de su gran prueba de fuego —superada con éxito—, el Rallye Dakar de 1980, donde se utilizó como vehículo de asistencia médica.

Fabricado entre 1969 y 1087 en varias plantas industriales de Citroën (Vigo incluida), el Méhari acabó por convertirse en leyenda.

Casi tres décadas, 150.000 unidades y miles de ‘aventureros’ kilómetros después… E-Mehari.

Outbrain