CRISTINA FALLARÁS PERIODISTA Y ESCRITORA

«Las mujeres nos asomamos al periodismo como obreras»

Cristina Fallarás es periodista y escritora

Cristina Fallarás participa hoy en las jornadas de Mujeres Creando en el salón de los Reyes del Consistorio de San Marcelo. ANA PORTNOY

ana gaitero | león

Cristina Fallarás (Zaragoza. 1968) es una de las voces más influyentes del periodismo de opinión y la segunda que más artículos publica, según una encuesta de la Fape que desvela que sólo el 21% de columnas están firmado por mujeres en los periódicos digitales e impresos del país. @LaFallarás, que participa hoy en León en las jornadas Mujeres Creando (Salón de los Reyes Ayuntamiento Viejo de San Marcelo 18.00 horas) es también una prolífica escritora. En Honrarás a tu padre y a tu madre, su último libro, ajusta cuentas con el pasado familiar. Con el silencio.

—Las mujeres son legión en los medios. ¿Ha cambiado esto el periodismo?

—No, lamentablemente no.

—¿Nada?

—No se trata de número ni de género. El periodismo es una forma de poder y las mujeres no hemos adoptado estrategias para tomarlo. Nos asomamos al periodismo como obreras.

—Sólo un 11% de mujeres ocupan cargos de dirección en medios impresos y digitales ¿Cómo cree que se puede romper ese techo de cristal?

—Para mí el techo de cristal no es sólo cuantitativo, es sobre todo cualitativo. Me interesa qué papel juegan esas mujeres en las cúpulas. Me importa un pito que haya más mujeres que hombres si no se cambia .

—¿Qué hay que cambiar?

—Absolutamente todo. Y sobre todo los contenidos. ¿Por qué las páginas dedicadas a deportes no se dedican a universidad o ecología? ¿Qué determina que deportes ocupe ese espacio privilegiado?

—Me lo imagino. Dígalo usted.

—Deportes, y sobre todo fútbol, es un ámbito masculino, igual que la bolsa, que es un juego de azar sólo masculino. Y así un montón de lugares en la agenda informativa. Es lo mismo que ocurre en la política. Sí, tenemos a Merkel, pero es lo mismo que si fuera un hombre. No hay diferencias en su manera de hacer política. No hemos empezado a tomar el poder en serio.

—El 8-M ha habido una movilización sin precedentes. ¿Va a marcar un punto de inflexión?

—Es cierto que hay una transformación en el mensaje público, en cómo asumen su responsabilidad respecto a la violencia. Pero me temo que todo sea una excusa. Acabamos de ver cómo se reducen los presupuestos para combatir la violencia machista. Y no hay un avance en el poder.

—¿Qué hay que hacer?

—Están bien las maneras de hacer del feminismo. Pero una debe dar miedo. Si no amenazas no tienes herramientas. Visibilizar en sí mismo no es nada.

_¿No cree que realmente les ha dado un poco de miedo lo ocurrido el 8 de marzo con la movilización de periodistas?

—Un poco, porque hemos creado herramientas aplicables a otros ámbitos. La creación de una red de mujeres periodistas está muy bien, pero si no eres consciente de que hay que cambiar las cosas no sirve de mucho. El periodismo tiene que plantear de forma distinta el hecho comunicativo y abrirse a ámbitos que en apariencia son una referencia a la mujer, la sanidad, la educación, la dependencia, pero nos atañen a todos. Hay que preguntarse por qué la gente consume información suministrada por medios donde hay una brecha salarial o que son los propietarios de los medios los que marcan la agenda. Hay que tomar ideas radicales. Fundemos un periódico, consigamos que las mujeres ricas inviertan en él pero no para hablar solo de mujeres, sino de temas de internacional, de todo.

—En el rifirrafe de las reinas, ¿cree que hay algún aspecto machista? ¿Son las malas de la película monárquica?

—Son malas. La señora mayor iba de ecóloga y viene de la estirpe del fascismo más radical. Y la otra es una trepa que aumenta su fortuna un 2000% al año.

—Hoy habla de los silencios de los medios. Expláyese.

—En el caso del feminismo está claro. Algo tan tonto como que te toquen una teta ha creado un tsunami. Eso evidencia hasta qué punto ha habido un silencio sobre y sobre ese silencio se construye la violencia.

—¿Habrá ‘sorpasso’ de Ciudadanos al PP?

—Habrá ‘sorpasso’ en Madrid.

—Del máster de Cifuentes, ¿con qué se queda?

—Con el primer video que puso en circulación. Stephen King redivivo. Daba más miedo que Carrie o Misery.

—Su columnista favorito/a.

—Casi no leo columnismo. Eso se difunde y entrega de otra manera.

Outbrain