León alza la voz por Siria

Vértigo al olvido. es el título de un poemario del cantautor leonés Alfonso Salas, la sorpresa que tenía reservada para hoy la gala benéfica por Siria que se celebra en el Auditorio de León a partir de las 21.00 horas. León ha acogido desde 2008 a 68 personas refugiadas y también se ha volcado con la ayuda humanitaria a la población civil que sufre la guerra..

Ana Gaitero

La Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio (AAPS) ha enviado más de 100 contenedores con 24.000 kilogramos de ayuda cada uno en seis años. Parte de esta ayuda ha salido de León, que desde hace dos años participa en la red ciudadana de solidaridad con la población siria que sufre la guerra.

Las aportaciones leonesas han dotado de material de todo a una de las aulas de la Escuela de la Esperanza, que atiende las necesidades educativas de 450 niñas y niños de diversos campamentos de refugiados dentro de Siria. Mantas, mochilas y otros objetos donados en las sucesivas campañas también han llegado a su destino para paliar las necesidades de personas que no pueden huir de la guerra porque «no tienen dinero para pagar a las mafias», asegura.

Así lo asegura Manolo Ferrero, uno de los impulsores de la asociación en León y que hoy presenta la gala benéfica Música por Siria que se celebra en el Auditorio Ciudad de León a partir de las 21.00 horas.

Lo recaudado a través de esta gala benéfica —se espera alcanzar los 5.000 euros si se consigue llenar el Auditorio— «servirá para comprar material humanitario de primera necesidad, que será enviado a Siria a través de la asociación». Alimentos, material sanitario, mantas, pañales, juguetes constituyen el grueso de las donaciones que se centralizan en Madrid y después se envían a Siria desde el puerto de Valencia y pasando por Turquía.

La AAPS no recibe ningún tipo de ayuda económica, salvo las donaciones privadas como la aportada por la Fundación Seur, que colabora con la centralización de los envíos que se recogen en diferentes provincias de España.

Hoy esta asociación alza la voz en León por el pueblo sirio «para que no caiga el olvido ahora que el conflicto ha dejado de acaparar las portadas», explica Ferrero. La música de autor de Alfonso Salas, la de sello folclñorico leonés que representa Tarna (Rodrigo Martínez: Whistles, gaitas, bouzouki y voz Diego Gutiérrez:voz, guitarras y armónica) y el caudal de raíces de Fran Allegre, que acompañará a Fernando García Crespo (Pompas de Jabón) se mezclan en el Auditorio de León con los sonidos rockeros y hasta de cumbia de la banda La Jari. Una mezcla con la que se quiere atraer al público leonés a sumarse a formar una gran voz colectiva a favor de la gente más castigada por el conflicto que se inició en 2011.

En la ciudad de Iblid, uno de los focos donde se inició la rebelión, está rodeada de campamentos con más de tres millones de personas que han sido desplazadas por la guerra. Son muy pocas las personas las que consiguen huir fuera de Siria. Es el caso de un refugiado que logró entrar en España después de 15 meses de viaje desde que salió del país huyendo de la guerra y de una muerte segura debido a las persecuciones que sufría.

Peligrosa y costosa huída

Desde Turquía llegó por mar a Argelia y desde Argelia a Marruecos. Una vez en el país alauita logró entrar en Melilla. «He llegado a España poniendo en riesgo mi vida y pagando por cada movimiento», confiesa.

Las mafias cobran 5.000, 10.000 euros... depende del trayecto y de los traficantes. Aunque logró llegar a Bélgica, pero al poco tiempo fue devuelto a España como solicitante de asilo por ser el país de entrada en origen.

Han pasado dos años y tres meses desde que este joven fue acogido por Accem, entidad de referencia en para las personas que solicitan protección internacional por motivos de guerras, persecución política o violencia de género en sus países de origen. Durante un año y medio recibió ayuda directa de Accem y aprendió lo básico del español.

Ahora cuenta con una pequeña ayuda de la Junta de Castilla y León, y Accem sigue siendo su centro de referencia. En León ve muy difícil encontrar trabajo, pero marchar, por ahora, no está en sus planes. «¿A dónde voy a ir?», se pregunta.

Toda su familia está en Siria en medio de la guerra. Aprecia las medidas de solidaridad y espera que la organización pueda llevar a su destino el material porque las «dificultades son muchas», señala.

Proyecto esperanza

Dar Manuel Ferrero despeja los temores de este refugiado. La asociación española trabaja en Siria con una organización local que se llama Sam El Jair. Como ejemplo pone el caso del proyecto Esperanza que crece en Der Hasan. De las tiendas ha pasado a estar formado por nueve aulas de cemento que atienden a más de 450 niños y niñas de los campamentos de Al Rahma, Al Bunian, Al Jair, Al Jalidia y Abu Saleh.

«Cada día llegan más niños desplazados, así que los 21 profesores se ven obligados a doblar turnos para poder dar clase a todos los pequeños», explica la oenegé española.

Todo el material así como el mobiliario «proviene de escuelas que han confiado en la AAPS», por lo que la organización agradece la solidaridad demostrada por todos los colegios e institutos de secundaria que han participado.

Actualmente, la oenegé de León no dispone de local para almacenar material y ha decidido organizar la gala benéfica con el fin de recaudar fondos con los que adquirir material. «Nuestras donaciones hasta ahora han sido materiales, no económicas, salvo en dos pequeñas galas anteriores», explica Ferrero, En esta ocasión, han querido presentar a León una gala de agradecimiento a toda la solidaridad y a la vez estimular la ayuda disfrutando de un concierto con un cartel «tan diverso y atractivo».

«León ha sido muy generoso con nosotros», apunta la orgaización. También subraya que ninguna persona de la asociación cobra por organizar ni la gala ni ninguna de las actividades que se han desarrollado en estos dos años.

«Lo que está sucediendo en Siria es responsabilidad de todos los estados y la población estamos excedida por tantas cosas que van sucediendo», apunta. Pero hay quienes en lugar de resignarse a que las cosas sigan su curso, han decidido tomar partido en una causa. Las personas que fundaron la Asociación de Amigos del Pueblo Sirio han optado por «aportar nuestra gota a esta causa, como una forma de aportar algo a la humanidad».

El cartel de la gala es una donación del artista Pablo Je Je y la organización agradece encarecidamente la colaboración del Ayuntamiento de León que nos cede el espacio. Y por supuesto a todas las personas que participan comprando la entrada o donando su importe (8 euros) a la fila cero a través de la web https://entradium.com/entradas/musica-por-siria.

León alza hoy de nuevo la voz por el pueblo sirio y lo hace desde el corazón de las personas que sienten que aunque no pueden arreglar todo el problema, sí pueden aportar un grano de arena para paliar el dolor que sufren las personas castigadas por la guerra.

LUGAR: Auditorio de León

HORA: 21.00

ENTRADA: 8 euros

FILA 0: www.entrandium.com

Noticias relacionadas

Outbrain