la

Las narcolanchas se pasan al tráfico de personas en el Estrecho

Varios vídeos muestran a marroquís desembarcando de una barca usada para el transporte de droga

Los traficantes usan narcolanchas en el Estrecho para transportar inmigrantes.
ASOCIACIÓN UNIFICADA DE POLICIA

JULIA CAMACHO

Las mafias destinadas al tráfico de drogas parecen haber encontrado en la inmigración un nuevo nicho de mercado, como prueban unos vídeos en los que aparecen varios jóvenes marroquís saltando al agua en una playa de Tarifa  (Cádiz) después de cruzar el Estrecho de Gibraltar toda velocidad. Las fuerzas de seguridad muestran su sorpresa por la nueva modalidad delictiva, que no obstante atribuyen a un “viaje extra” para lograr un complemento mientras los pilotos esperaban la carga de droga en la costa marroquí.

Los vídeos, grabados por los propios ocupantes de las narcolanchas el pasado 10 de septiembre, muestran a los jóvenes marroquíes agazapados en el interior de la embarcación y cómo se avienen a saltar al agua a escasos metros de la costa atendiendo las indicaciones del patrón del barco, mientras los bañistas asisten sorprendidos a la escena. A cada uno de los pasajeros se le pide que mire a cámara, una especie de 'prueba de vida', dicen fuentes de los cuerpos de seguridad, para confirmar que la travesía ha culminado con éxito y reclamar el pago. A algunos de los jóvenes se les ve sonrientes, levantando el pulgar en señal de victoria y se escuchan varios “gracias”. Según la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), seis de los inmigrantes fueron detenidos.

Fuentes de la AUGC han mostrado su sorpresa por las imágenes, subrayando que demuestran que “la actividad delictiva con las narcolanchas sigue existiendo”, dado que la normativa que las iba a prohibir aún no ha entrado en vigor. El anteproyecto de ley fue aprobado el pasado mes de julio. Según las fuerzas de seguridad, el uso de estas lanchas agiliza enormemente el paso de inmigrantes a través del Estrecho de Gibraltar, que cruzan en apenas 15 minutos. A eso se suma la dificultad para localizar e interceptar a las potentes lanchas de los narcotraficantes, de tres y cuatro motores, minimizando por tanto los riesgos de ser detenidos.

"Cárteles de la droga"
Desde la asociación apuntan sin embargo el bajo rendimiento económico de cada viaje en relación al gasto de combustible de estas embarcaciones. “No se ven muchas personas, en torno a unas 15, y nos apuntan que cada uno ha podido pagar en torno a 2.000 euros”, señalan, “sigue siendo más rentable transportar 3.000 kilos de hachís”.  En este sentido, las fuerzas de seguridad de la zona sospechan que el viaje pudo ser más bien una forma de aprovechar un “tiempo muerto” y sacarse un “extra” mientras esperaban un cargamento en la costa marroquí.

En cualquier caso, desde la AUGC alertan que estos vídeos constatan que el narcotráfico en la zona del Campo de Gibraltar “ha trascendido del ámbito de la delincuencia común para convertirse en un problema de mucha más envergadura”, y que las organizaciones de traficantes han ido “adquiriendo un tono cada vez más próximo a los cárteles de la droga, con grandes bandas dotadas de medios e infraestructuras cada vez más inabordables para los policías y guardias civiles”.

Para la asociación, la “peligrosa coincidencia de actividades delictivas” incrementa “exponencialmente el riesgo” que afrontan los agentes en su trabajo y dificulta enormemente su eficacia, por lo que reclaman al Ejecutivo la puesta en marcha de un plan integral contra estas organizaciones que “conjugue el trabajo policial con el institucional y que pase, en primer lugar, por el refuerzo de medios y personal en la zona”. “Su entrada ahora en la inmigración irregular no hace sino demostrar la envergadura y el potencial de estas bandas, así como la cada vez más perentoria necesidad de hacerles frente con todos los medios al alcance de nuestro Estado de derecho y nuestras fuerzas de seguridad”, lamentan en un comunicado.

Durante este verano, los sindicatos de Policía y Guardia Civil lamentaron que la presión migratoria había obligado a concentrar los efectivos en las labores de rescate y atención a los inmigrantes, dando alas a los narcos. El Ministerio de Interior anunció a comienzos de agosto un plan especial de seguridad para el Campo de Gibraltar, con una dotación de siete millones de euros hasta finales de año. En proyecto se centraba en la mejora y actualización de las plantillas de efectivos de las fuerzas de seguridad en la zona y la mejora de los medios materiales, así como el apoyo a las tareas de investigación para seguir la pista al dinero procedente de estas actividades ilícitas.

Outbrain