+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Así enseñaban los gremios en la Edad Media

Castilla y León, una vez tomada la decisión política, negociará con los agentes sociales la implantación del sistema dual de formación profesional, en realidad el mismo método de aprendizaje que utilizaban los gremios y corporaciones del medie

 

08/11/2010

Ya lo advertía el viceconsejero de Educación al desgranar la implantación del sistema dual de formación profesional. «No nos estamos inventando nada nuevo», reiteró. El modelo se ha importado de Alemania, donde las tasas de fracaso y abandono escolar son testimoniales a edades tempranas. Dos terceras partes de los jóvenes alemanes que concluyen la etapa escolar continúan sus estudios profesionales en el conocido sistema dual. Por lo que son muy pocos los que no tienen profesión o plaza de aprendizaje. Pero, en realidad, no es un sistema actual, sino que viene de la Edad Media. El país germano ha adaptado el método de aprendizaje de sus gremios y corporaciones medievales, pioneros en ofrecer a la sociedad empresarios con la preparación académica y la capacitación profesional que requería la realidad económica e industrial del momento.

Aunque perfeccionado, el sistema que utiliza Alemania en la actualidad ofrece 350 carreras homologadas de formación profesional en coordinación con las cámaras de Comercio e Industria. Allí, las calificaciones profesionales y las competencias son los principales contenidos de la formación de un alumno. Se hace un gran hincapié en la práctica y en desarrollar las habilidades de los estudiantes, que reparten las horas para la teoría y la práctica en una proporción de 30% a 70%.

No es de extrañar que el sistema haya sido importado por otros países tras las cifras que arroja Alemania en la capacitación profesional de sus jóvenes. China, para empezar. El modelo ya se ha trasladado aun con las contrariedades del sistema de enseñanza de esta república. Como curiosidad, la Ley de Formación Profesional china, de 1996, defiende su sistema como motor de «la economía socialista de mercado y el progreso social para la obtención de empleo». En definitiva, nada distinto de lo que buscan todas las sociedades del mundo.

En Latinoamérica, la implantación del sistema dual se ha probado en Costa Rica, en Argentina y en Colombia. El modelo se ha aplicado no sólo a los estudios medios, sino que determinadas universidades cuentan con un formato de enseñanza muy original que permite al estudiante practicar todo lo que aprende en clase en las empresas que los seleccionan. La empresa se hace cargo de todos los gastos universitarios de su becado. Al acabar la formación se incorpora directamente a la plantilla y se convierte en un activo ya cualificado. Es interesante porque ambos ganan. En esta ocasión, ni el Estado ni ninguna otra administración financian la formación o subvencionan a las firmas, sino que lo hacen por iniciativa propia.