+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Los pueblos que pleitean por sus derechos piden el mismo apoyo para sus iniciativas que el que se da a otras actividades

Babia exige el respaldo de la Junta para expropiar a Mieres el puerto de Pinos

Los ganaderos sugieren un proyecto agroambiental que justifique el interés social de la medida

 

L. Urdiales - león
L. Urdiales 05/10/2006

Las Juntas Vecinales de Babia afectadas por el nuevo reglamento del uso del terreno que Mieres tiene en el puerto de Pinos plantean una solución definitiva al problema: piden apoyo a las administraciones, especialmente a la Junta de Castilla y León para iniciar un expediente de expropiación de las novecientas hectáreas que ahora acaparan la polémica. «Este es el reto», indicó ayer el abogado de las cuatro entidades leonesas, que insistió en la voluntad de los ganaderos cuyo futuro económico depende del uso que puedan hacer sus reses en el puerto babiano de crear un proyecto agroambiental vinculado al desarrollo de la zona que justifique el interés público y el interés social necesarios para dar inicio a un expediente de expropiación. Los ganaderos babianos de los pueblos con derechos históricos heredados en el aprovechamiento de pastos del puerto de Pinos (que se acredita desde que la propiedad correspondía a la Basílica de San Isidoro o la Fundación Sierra Pambley, y que recoge también el documento de traspaso del terreno a Mieres, que lo adquirió en pública subasta) expresan las administraciones su aspiración de obtener el mismo apoyo para sus proyectos que el que logran otras zonas de la montaña leonesa. «Los ganaderos están dispuestos a apostar por los recursos endógenos bajo los parámetros de la sostenibilidad, por extender una actividad ganadera que ha sido durante siglos el modo de vida de la gente de estos pueblos, y que sí que servirá para asentar población», expone el letrado Carlos González-Antón, de la consultora Ecourban, que representa a las Juntas Vecinales de Candemuela, Villargusán, Pinos y San Emiliano. Para el abogado leonés, estas condiciones de apoyo que demandan los vecinos de los pueblos que representa no son si no, las mismas que la administración autonómica está dando a otras actividades económicas que se están ejecutando ahora en Babia: «Si se expropian terrenos rústicos para actividades minera, ¿por qué no para sustentar proyectos agroambientales que reafirmarían esta zona?», pregunta.