+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El creador de la franquicia Prada A Tope advirtió contra el progreso mal entendido

El IEB nombra socio de honor a Prada, que critica la especulación económica

El Consejo del Bierzo, el Ayuntamiento de Ponferrada y la Junta arroparon al industrial

 

Carlos Fidalgo - ponferrada
Carlos Fidalgo 29/06/2005

«Y qué voy a decir yo ahora, ¡manda carallo!» fue lo que dijo ayer un abrumado José Luis Prada, el popular empresario de la marca Prada a Tope, cuando le tocó hablar para agradecer al Instituto de Estudios Bercianos (IEB) su nombramiento como socio de honor de la sociedad cultural. Y es que antes que Prada, la presidenta del IEB, Mar Palacio, el escritor y columnista de Diario de León Pedro Trapiello, y hasta el presidente del Consejo del Bierzo, Ricardo González Saavedra y el concejal de Cultura de Ponferrada, Manuel Rodríguez, habían intervenido para reconocer la trayectoria vital y empresarial de quien ha sido en dos ocasiones alcalde de Cacabelos, creador de una franquicia de productos del Bierzo extendida por toda España y volcado en los últimos años en los viñedos, las bodegas y el restaurante del Palacio de Canedo. «Vamos a seguir luchando», fue lo siguiente que dijo, en el auditorio de Caja España en Ponferrada y aludiendo a la filosofía que anima su actividad y al equipo de 40 personas que trabaja con él; siempre a tope. «Nunca creí en las grandes multinacionales que vienen a sacar lo que pueden», fue su tercera frase, para advertir del progreso mal entendido. Y la cuarta; «los pueblos hoy quieren parecerse a las grandes ciudades, pero el pueblo tiene que seguir siendo pueblo». Prada, camisa a cuadros, con mangas (cortas) para la ocasión, no se olvidó de su gente al agradecer el reconocimiento al IEB. Y lo hizo revelando una reciente estancia del industrial de Zara, Amancio Ortega, en el Palacio de Canedo y el halago que hizo de quienes allí trabajan con Prada; «un grupo de gente que va en la misma dirección, que no es la de la especulación. Es la de la búsqueda del trabajo disfrutando de ello».



Club de prensa