+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Los mossos buscan al imán de Ripoll por sus antecedentes yihadistas

Su compañero afirma que lo vio el martes, mientras que él aseguró que viajaba a Marruecos.

 

El exterior de la mezquita Islámica Annour en la que trabajaba el imán de Ripoll. ROBIN TOWNSEND -

20/08/2017

EFE | Girona

El imán de Ripoll a quien se investiga por los atentados de Cataluña, Adbelbaki Es Satty, ejerció hasta el pasado junio, cuando anunció que se iba tres meses a Marruecos de vacaciones, aunque la persona con la que compartía piso, Nourden Elhaji, asegura que lo vio por última vez el martes.

Adbelbaki Es Satty predicaba para la comunidad islámica Annur de esta localidad gerundense, en la que residía el grueso de la célula terrorista, y su secretario, Hammou Minhaj, explicó que desde que el imán comunicó que dejaba el país inicialmente nadie se había vuelto a cruzar con él. Sin embargo, su compañero de piso sostiene que lo vio el martes pasado y, en todo caso, tanto él como Minhaj insisten en que es una persona «muy normal», si bien este último puntualiza que su carácter es «un poco tímido, un poco cerrado».

El presidente de la comunidad en la que Abdelbaki Es Satty ejercía como imán desde que abrió a principios de este año, Ali Yasine, declaró de que lo escogieron porque es «muy complicado encontrar un imán en esta zona y él estaba libre».

Adbelbaki Es Satty ya había sido referente religioso de otro colectivo musulmán de Ripoll, compuesto por una cuarentena de personas, durante siete meses de 2015, hasta que decidió dejarlo por razones que se desconocen.

Tanto el presidente como el secretario de Annur insistieron en que Adbelbaki Es Satty era una persona dentro de los parámetros habituales y que «la gente estaba satisfecha con él».

Desde que comunicó que se marchaba de vacaciones tres meses a Marruecos, esta comunidad ha seguido su actividad habitual sin imán y son sus integrantes quienes se reparten la gestión de la mezquita.

En Annur también han confirmado que alguno de los jóvenes acusados como presuntos autores del atentado se habían dejado ver en alguna ocasión por la mezquita, pero que ya hacía un tiempo que no aparecían.

Tras el registro de esta pasada noche en el piso de la calle Sant Pere de Ripoll, donde vivía el imán, su compañero de piso, Nourden Elhaji, indicó que Abdelbaki Es Satty era originario de Tetuán (Marruecos) y tiene unos 42 años.

«Era una persona normal», insistió este mismo testimonio, que ha residido en el mismo domicilio que Satty durante los últimos tres meses. Sobre los jóvenes a quienes se acusa como autores del atentado en Barcelona y Cambrils, Elhaji confesó haberlos visto alguna vez por Ripoll, pero nunca en el piso compartido con el imán.

La comunidad Annur ha condenado los hechos ocurridos el pasado jueves en Cataluña a través de un manifiesto que colgó en la entrada de la mezquita, en el que se puede leer su total «compromiso en la lucha contra cualquier tipo de terrorismo» y sus ganas de que «los responsables puedan ser detenidos y llevados ante la justicia lo más pronto posible».


   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla