Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Hace 43 años, los maestros de Valdefuentes recompensaban a todos los niños que no pronunciaran palabras leonesas, como «tiva», «brano» o «gordón»

Palabras prohibidas en el Páramo

Emilio Gancedo - LEÓN.Emilio Gancedo
09/03/2003

 
Desde hace unos meses, la Consejería de Juventud del Ayuntamiento de León ofrece a toda la población leonesa la posibilidad de «apadrinar» palabras del dominio lingüístico asturleonés que han caído en desuso para evitar que se pierdan definitivamente. Miles de términos que nuestros abuelos oyeron diariamente como tiva (arado), fayuco (hayuco), andancio (enfermedad), afalagar (acariciar) o falispas (chispas del fuego) han dejado ya de oírse a causa de la despoblación del campo, el bombardeo informativo de los medios de masas y la absoluta falta de valoración, por parte de las autoridades e instituciones, de la lengua o dialecto leonés como patrimonio cultural propio e irrepetible. El funcionamiento de este apadrinamiento es muy sencillo: cada persona elige la palabra que desee, y acude a la Concejalía de Juventud, donde se comprueba que nadie más la ha elegido antes, y que el término pertenece, efectivamente, a la lingüística asturleonesa. Entonces se le entrega un diploma con la etimología de la palabra, por el que la persona se compromete a emplearla asiduamente en sus conversaciones y dotarla, así, de una nueva vida. Pues bien, resulta chocante el hecho de que, hace sólo cuarenta años, esas mismas palabras que ahora se quiere proteger y divulgar, fueran tan duramente «perseguidas» por las autoridades educativas de la época, en la creencia de que ese modo de expresarse era incorrecto y propio de un estado social inferior. Así, por ejemplo, los maestros de la localidad leonesa de Valdefuentes del Páramo redactaron, en 1960, un bando por el que se «recompensaba» a los niños que cambiasen su léxico «pueblerino» por uno más acorde con un «recto» idioma castellano. Y las recompensas no eran moco de pavo: hasta 300 y 400 pesetas (toda una fortuna para un rapaz de la época) por no emplear palabras como, por ejemplo, emburriar y sí decir, en cambio, empujar. El bando incluía listas de palabras; si el niño o niña eliminaba todas los vocablos de una lista completa, el premio era mayor. Es cierto que en esas listas existen términos castellanos que realmente están mal dichos en ese idioma -aunque se expresen así, popularmente, en buena parte de León-, como olmada por almohada, etc; pero muchos otros entran dentro del ámbito de lo dialectal. Por otra parte, siempre se supo que estas censuras habían existido, de continuo, desde principios del siglo XX en las escuelas del campo leonés, «pero nunca se había encontrado un documento que lo confirmase», dice Diego José González, profesor de Leonés en la Concejalía de Juventud. Ahora, el hallazgo de este impreso por parte de uno de sus alumnos, José Luis Fuentes, así lo confirma y certifica. Pero además, llama la atención el que no se trate de una escuela de Ribas del Sil, Laciana ni de la Cepeda, sino del Páramo; lo cual, teniendo en cuenta la fuerte «dotación económica» de los premios, nos indica que la presencia de términos del dialecto en esta comarca del Sur de la provincia era muy amplia, quizá más de lo que pensamos. Hoy en día, en la comunidad asturiana es muy frecuente encontrarse en las puertas de los comercios rótulos del tipo emburrie-empuje o espurrie-estire, y a nadie parece sorprenderle, pero en León parece que realmente calaron aquellos intentos educativos que hacían creer a los chavales de la época que su forma de hablar era propia de «paletos». De hecho, hoy, aunque la mentalidad esté cambiando, aún mucha gente cree que el uso de este vocabulario en público resulta vergonzoso, cuando realmente es tan digno como el de cualquier otra lengua.

 

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria

Diario de León