Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Regresando a los orígenes

El pintor leonés Karlos Viuda prepara su próxima exposición, en la que regresa a su pasado, al riguroso blanco y negro, al lapicero y a los grises, y a los dibujos abstractos

Marcelino Cuevas - leónMarcelino Cuevas
03/08/2007

 
El joven artista leonés Karlos Viuda tiene su taller casi llegando al cielo, en el último piso de un viejo edificio de angostas escaleras. Karlos tiene su cubil lleno de un abigarrado conjunto de objetos cuyo significado sólo él conoce. Gran cantidad de enormes relojes de pared parados en los más distintos horarios, viejos armarios, aparatos de música de extrañas procedencias, incluso bicicletas con las que a lo mejor quiere emular a los héroes del cine y salir directamente desde su ventana al espacio para volar en busca de las estrellas. Karlos Viuda trabaja por etapas, esos momentos que tienen claramente un principio y un final, «aunque -dice- siempre todo es lo mismo, es como una gran carrera plástica con muchas paradas y en el que la meta está muy lejos, tan lejos, que se pierde en el abismo del futuro». En estos días el artista trabaja febrilmente en su pequeño tablero de dibujo, precisamente en eso, en una serie de dibujos realizados en su mayor parte con lápices de grafito, que serán el cuerpo de su próxima exposición. «El dibujo -comenta Viuda- es esencial, en el arte todo parte de una línea que después se va complicando». Vuelta al blanco y negro «En mis últimos trabajos intenté salir de la superficie plana, incorporé los materiales más diversos a mis cuadros y ahora he decidido regresar al pasado, volver al lapicero, a los grises y los negros sobre blanco, lo cual, sorprendentemente, me está resultando muy gratificante» afirma. Karlos Viuda no guarda las imágenes en su memoria, ni en la de su ordenador personal, su recordatorio es un pequeño cuaderno. «Este cuaderno me acompaña siempre, en cuanto tengo un momento de inactividad me pongo a dibujar en él. Aquí aparecen las ideas que luego se convertirán en dibujos o en cuadros, aunque el cuaderno en sí mismo tiene vida propia. En él reaparecen fragmentos de vidas anteriores, de cuando yo era un gran entusiasta del cómic (lo sigo siendo) y pretendía dibujar viñetas. Y aparecen, sobre todo, dibujos surrealistas que fueron protagonistas de otro tiempo en mi trabajo». Efectivamente, las pequeñas páginas están plagadas de irónicas imágenes, de surrealistas personajes imaginarios y de los apuntes que luego se convertirán en los grandes cuadros del artista leonés. El cuaderno tiene dos años y quizá haya en él espacio para otros dos años de labor creativa, pero sería muy interesante que alguien se decidiera a publicarlo para que se descubrieran las múltiples facetas escondidas de este original artista. Colección abstracta Los dibujos que Karlos Viuda presentará en su próxima muestra son eminentemente abstractos, como la mayor parte de su obra reciente, aunque en ellos se han conservado también muchas connotaciones con la naturaleza. «A mí me entusiasma contemplar los ríos al final de la primavera, cuando las grandes crecidas han dejado las orillas llenas de restos de árboles caídos, de residuos orgánicos abandonados a su suerte que se cobijan misteriosamente en los remansos del río». «Y una parte de la exposición tratará de retratar todos esos cúmulos, que, mirados a través de mi prisma personal, son auténticas y genuinas obras abstractas. Las ramas se enredan unas en otras hasta formar masas de indudable cualidades plásticas. En esta parte del trabajo, más que los lápices, emplearé aguadas y bolígrafo, que es una técnica que me encanta», comenta el joven creador. Y Karlos Viuda continúa con su meticuloso trabajo en la soleada buhardilla en la que pinta y dibuja, apartado del mundanal ruido, sin preocuparse por todos esos colores que en estos días le han abandonado, de esos cromatismos que se han quedado anclados en una etapa anterior a la que el artista sabe que no volverá nunca. Ahora parte de cero, ha vuelto al blanco y negro puro y duro, y quizá algún día vuelva a contemplar el arco iris desde las luceras de su enigmática buhardilla y sus lienzos vuelvan a poblarse de colores, pero por ahora¿ esto es lo que hay.

 

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria

Diario de León