+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Un reguero de quintos deja poco más de tres millones en la Comunidad

 

Los trabajadores de Mercadona festejan el premio. R. GARCIA -

23/12/2017

La suerte prácticamente pasó ayer de largo en Castilla y León este 22 de diciembre, y eso que tenía el mayor gasto por habitante de España, con más de 90 euros, y si salvó los muebles fue gracias al pellizco de ese quinto que recaló en Laguna de Duero, donde ha dejado 2,1 millones, con casi 400.000 euros repartidos entre los trabajadores del Mercadona de la localidad.

Eso sí, el goteo de los otros 37 décimos premiados, que de uno en uno y por terminal fue iluminando desde las nueve de la mañana el mapa lotero de la Comunidad pasó por las nueve provincias para dejar más de tres millones de euros en las carteras.

Además de ese pellizco más gordo de Laguna de Duero, el único municipio donde se ha inmortalizado el tradicional brindis con cava, han resultado premiados nueve décimos en León, ocho en Salamanca, cinco en Burgos, cuatro en Soria y otros cuatro más en Valladolid, con tres en Zamora y sendos en Segovia y Ávila.

La suerte ha parado en hasta once municipios de Castilla y León con pequeños pellizcos de 6.000 o 125.000 euros, en el caso de los seis que se han vendido del segundo premio, el 51.244. Además de los caídos en León, dos se ha llevado Guardo (Palencia) y otros dos en Ólvega (Soria). Con un décimo ha recalado la lotería de Navidad en Sotillo de la Adrada (Ávila), en Renedo de Esgueva (Valladolid), en Valverde del Majano (Segovia), en Trabazos (Zamora), Villar de Ciervos (Salamanca), Guardo (Palencia) y en los municipios burgaleses de Castrojeriz y Aranda de Duero.

Desde 2007, que fue el peor sorteo de la década y que dejó unos 2,5 millones de euros en la Comunidad, y el de 2015, con 2,6 millones, este ha sido el sorteo más cicatero con Castilla y León, ya que en el 2016 tocaron 13,5 millones; 15 millones en el 2014; 33 en el 2013; 250 en el 2012; 27 en 2011; 70 en el 2010 o 110 en el 2008.

Un año más, las provincias de Ávila y Zamora se mantienen en el listado de las únicas en las que nunca ha tocado el Gordo de Navidad, a pesar de los incrementos de ventas en la primera de ellas en un 9,44 por ciento, por encima del 3,64 por ciento que creció en Castilla y León.

El segundo premio dejó cinco décimos y el 580, el sexto de los quintos premios, repartió otros 30.000 euros en Castilla y León, con cinco décimos vendidos en Salamanca, Valladolid, Zamora, Sotillo de la Adrada (Ávila) y Renedo de Esgueva, en la provincia vallisoletana.

Finamente, un reguero de 23 décimos del 22.253, el octavo y último de los quintos premios del sorteo de la Lotería de Navidad, repartió 138.000 euros en siete provincias de Castilla y León, todas menos Segovia y Ávila. Este número, que también pasó por León, dejó siete décimos en Salamanca, cinco en la capital y uno en el municipio de Villar de Ciervos; cinco en Burgos, tres en la capital y sendos en Aranda de Duero y Castrojeriz.