+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

San Adrián se inunda con una lluvia de millones

La pequeña localidad navarra se lleva una alegría al ser la agracida con el tercer premio.

 

Vecinas de San Adrián, celebran el tercer premio que han conseguido. JESÚS DIGES -

23/12/2016

javier bragado | madrid

«La gente está loca, disparada, muy contento todo el mundo», reconoció José Luis, lotero de la administración de Santa Gema en San Adrián, el origen del dinero que se propagó a las cercanas Calahorra y Azagra. «Sí, sí, se ha repartido también por los pueblos de alrededor», confió desde en una administración que vendió todas las series de varios números pero que suministró el clave, el 74748, al completo. «Es un pueblo pequeño y muy industrial. La gente está contentísima», se atrevió a describir.

Quizás los agraciados tardaron en salir tanto como cuando compraron los últimos números afortunados. «A última hora vendimos bastantes. Seis, ocho, diez... Ayer fue un día de mucho jaleo», confirmó José Luis, quien no era capaz de recordar las caras de sus vecinos millonarios. Curiosamente, ninguno de los premiados fue el lotero a pesar de la inundación de euros que se avecina en el pueblo. «Por desgracia no, pero nos queda la satisfacción», señaló.

Por otra parte, el premio, cantado dos minutos después del mediodía por las niñas Lorena Stefan y Nicole Valenzuela contagió también la alegría a Calahorra. Especialmente felices fueron en la carnicería Mateo, que repartió numerosas participaciones y décimos para un total de 25 millones.

«Yo siempre he soñado con eso, que iba a tocar», reconoció alegre Eduardo Calvo, mientras atendía el teléfono del establecimiento que mantuvo el día de ventas de piezas. «Encima está muy repartido porque había muchas participaciones de cinco euros además de algunos décimos», remarcó.

En la Cooperativa San Gregorio de San Adrián no tardaron en abrir sus botellas con denominación de origen porque habían acaparado 40 de los 82,5 millones del tercero de la lotería. «Deberíamos estar cerrados desde la una, pero con el día que llevamos... Estamos de risas no hemos parado», confesó Julio Fuertes desde el lugar de la felicidad. Después de unos años «con la cosa peliaguda» en la economía doméstica, la alegría estuvo precedida por la sorpresa en el campo.


   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla