Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

La solidaridad viaja por Europa

Italia, Rumanía y Estonia estrenan el Servicio Voluntario Europeo en León, que financia a jóvenes de 18 a 30 años para que aprendan con experiencias culturales, sociales y ambientales .

ana gaitero | león
30/06/2013

 

«La situación de los jóvenes en Italia y en España es muy parecida. Hay desconfianza y miedo hacia el futuro», afirma Elena Taverna, italiana de 27 años. La sola de idea de empezar a buscar trabajo le produce «miedo y desasosiego» como a muchos jóvenes en toda Europa.

En León, casi 5.000 jóvenes menores de 25 años están en paro. Cada vez más optan por salir de la provincia y de España en busca de una oportunidad. Pero a otro lado de los Pirineostampoco es fácil encontrar trabajo y menos aún cualificado. «Yo estuve en Manchester y sólo encontré empleo para fregar platos», cuenta Javier de Rábano, fundador de Ecoperia.

«Si hubiera sabido de este programa de voluntariado lo habría solicitado», apostilla. Ahora está al frente de una de las entidades que, junto con la asociación Auryn, está acreditada para enviar a países europeos a jóvenes de la Comunidad como voluntarios. Ambas están acreditadas para recibir voluntariado, pero «son muy pocos los leoneses que se plantean esta posibilidad porque la desconocen», explica Sandra Mateos, coordinadora de Auryn.

En cambio, son muchas las peticiones que reciben de jóvenes de otros países para hacer voluntariado en el centro juvenil de la asociación en el barrio Campos Góticos-La Lastra. «Tenemos dos plazas y cada semana nos llegan unas 20 peticiones de diferentes países», apostilla.

El Servicio Voluntario Europeo forma parte del Programa Juventud en Acción de la Comisión Europea. «A través de las experiencias de aprendizaje no formal, las personas jóvenes mejoran o adquieren, a través del trabajo voluntario en otro país, competencias para su desarrollo personal, educativo y profesional, así como para su integración social», explica Auryn.

Elena Taverna bucaba una beca Leonardo y se encontró en Internet con una oferta de voluntariado en la oficina de estudiantes de la Universidad de León. No lo pensó dos veces. Con dos años de experiencia en la oficina del Erasmus de la Universidad de Roma vio una oportunidad para perfeccionar su español y tener «una experiencia para crecer como persona».

Al poco de estar en León la llamaron para la beca y la rechazó. «Decidí quedarme aquí», apunta. La sola idea de empezar durante los cinco meses que he estado en León con el Servicio Voluntario Europeo he entendido que lo mejor es seguir lo que te interesa».

Licenciada en Cooperación Internacional llegó a León de la mano de Aegee (Asociación de Estados Generales de Estudiantes Europeos), entidad acreditada para recibir voluntariado de países europeos en León. El programa lleva en funcionamiento desde el 2007, pero ha sido este año cuando han llegado a León las primeras personas voluntarias de la mano de Auryn, Aegee y Ecoperia.

Las dos plazas de Auryn han sido ocupadas por primera vez por dos jóvenes, una rumana y otra italiana. Adela Florescu llegó de Bucarest a León en otoño y en julio termina su voluntariado. «No me gustaba mucho mi trabajo en Rumanía y quería cambiar las cosas. Es una de las mejores decisiones que he tomado», asegura.

Cambio de vida

Hace dos años conoció a la asociación Auryn en un intercambio de jóvenes sobre migración y derechos humanos y recibió una oferta directa para realizar el voluntariado. Con la expectativa de trabajar con jóvenes y niños, en algún caso en riesgo de exclusión, abandonó su trabajó en el departamento de facturación de una oficina de abogados franceses y rumanos.

Estudió idiomas y dominaba el inglés y el francés. Con estas herramientas, en Auryn le encargaron tareas de apoyo escolar en inglés a niños y niñas de Primaria. Ahora habla español perfectamente y su balance de la experiencia es muy satisfactorio: «He crecido más en estos meses que en cinco años en Rumanía. Trabajar con niños y gente de otras culturas me ha dado otro sentido a la vida», explica.

Ha aprendido, cuenta, a «tener paciencia, buscar fórmulas para explicar las cosas de manera que lo entiendan, tengo más confianza en mí misma y soy más optimista», agrega Adela Florescu. En julio retorna a su país con un proyecto nuevo en su cabeza: poner en marcha en Bucarest una asociación similar a Auryn y trabajar con la infancia y la juventud.

De momento, buscará trabajo en una oenegé y tiene en su hermana una aliada para llevar a cabo sus planes futuros. «Trabaja con jóvenes de familias que ganan muy poco. En general, las personas que tienen menos oportunidades aprecian todo mucho más...», subraya.

Esta actitud la ha visto también en el grupo de apoyo escolar con el que ha trabajado en Auryn. La principal diferencia con su país es que en León «hay muchos más inmigrantes y gracias a ello he tenido oportunidad de conocer a chicos de otras culturas. Allí apenas hay inmigrantes», aclara.

Comida, casa y 105 euros

El Servicio Voluntario Europeo financia la estancia y la manutención de las personas que participan en el programa. Además cuenta con fondos para dinero de bolsillo, que oscila entre los 100 y los 130 euros mensuales en función de los países. En España es de 105 euros al mes.

Se realiza a través de actividades organizadas en asociación entre organizaciones legalmente establecidas, que envían o acogen voluntarios y voluntarias que desarrollan la actividad de voluntariado en un país distinto de su país de residencia. Esta actividad, no remunerada y sin ánimo de lucro, se realiza a tiempo completo durante un período determinado en beneficio de la comunidad.

Auryn nace en noviembre de 2001 con el objetivo de crear espacios, posibilidades y alternativas de ocio y tiempo libre educativo para los niños y niñas, jóvenes y personas mayores de la ciudad de León, principalmente del barrio de La Lastra.

«Trabajamos en el campo de la prevención, educación en el tiempo libre, educación en derechos humanos, animación teatral, educación intercultural, educación medioambiental, animación juvenil y desarrollo sociocultural con una identidad y estilo educativo propio», explica Sandra Mateos.

A lo largo de los últimos años la asociación ha participado en varias acciones del Programa Juventud en Acción en distintos paises de la Unión Europea y ha llevado a cabo en León diferentes proyectos dentro del Programa Juventud en Acción.

Las actividades del Servicio Voluntario Europeo pueden desarrollarse en múltiples ámbitos: cultura, juventud, deportes, asistencia social, patrimonio cultural, artes, protección civil, medio ambiente, cooperación al desarrollo, etc. «Su objetivo es desarrollar la solidaridad y promover la tolerancia entre la juventud», añade.

Puede ser una actividad individual o grupal y, en este caso, estar en una misma organización de acogida en el mismo país, en distintas organizaciones de acogida del mismo país o en distintas organizaciones de acogida de diversos países. La duración mínima del voluntariado es de dos meses y la máxima de doce, sin incluir lsa fases de preparación y evaluación. Al finalizar el voluntariado reciben el certificado Youthpass,

Poca Europa en las aulas

Mariangela Ulivo, de 25 años, ha ocupado la segunda plaza de Auryn en el Servicio Voluntario Europeo. Licenciada en Educación Social y Pedagogía por la Universidad de Bari se enroló en el programa después de disfrutar de una beca Leonardo. «No tenía ni idea de que existía el voluntariado europeo. No hay mucha información en Internet. Me habló una chica», comenta.

El trabajo con la infancia y la juventud ha sido «una experiencia estupenda como especialista en educación». Además, el voluntariado ha supuesto también «una oportunidad a nivel cultural, por el viaje, y personal porque conoces muchas cosas de ti misma», agrega.

Mariangela Ulivo lamenta la nula presencia de la Unión Europea en los centros escolares. «Un chico de 18 años que acaba el instituto y no sabe qué hacer tiene una gran oportunidad si en el voluntariado y puede aprovechar para decidir lo que le gusta o no». El voluntarido, agrega Elena Taverna, «es una forma de fomentar la ciudadanía europea» y «económicamente cualquier persona se lo puede permitir, no es como el Erasmus», agrega Raul Fuente Rodríguez, coordinador de proyectos europeos de Auryn.

El programa Juventud en Acción concede incentivos especiales para que jóvenes desfavorecidos, incluidas personas con discapacidad, participen activamente en el Servicio Voluntario Europeo. Auryn aclara que no se trata de un voluntariado ocasional, sin estructurar y a tiempo parcial, ni tampoco de un período de prácticas en una empresa. No se puede usar para suplir puestos de trabajo y, mucho menos, para explotar mano de obra barata. Las actividades de «inclusión» están abiertas a jóvenes de entre 16 y 30 años de edad, a condición de que se haga una preparación adaptada a las necesidades específicas de la persona voluntaria y se prevea un acompañamiento y un seguimiento adecuados.

Ecoperia, una empresa social puesta en marcha por jóvenes emprendedores, acaba de traer a León al primer joven de Estonia dentro del Servicio Voluntario Europeo. Hendrick Laurin participa como voluntario en su programa Semilla Verde, dedicado a la producción agroecológica en una finca del pueblo de Villómar.

El joven acaba de llegar a León. Apenas sabe español, recibirá clases, y su primera actividad ha sido participar en un curso de formación en Salamanca para iniciarse en el voluntariado. Tiene nueve meses por delante. Para Ecoperia es un reto.

«Nuestro objetivo final con la participación en el Servicio Voluntario Europeo es ejemplifcar nuestro modelo de emprendimiento para que quienes participen en él lo puedan replicar en su país», explica De Rábano.

 

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria

Diario de León