+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

por encima de sus posibilidades

Un tapón en la conexión entre Astorga y León

Más de 600 accidentes se han registrado en los últimos cinco años en la N-120 entre León y Astorga con la autopista vacía por su caro peaje.

 

Un tapón en la conexión entre Astorga y León -

Un tapón en la conexión entre Astorga y León -

25/09/2016

ana gaitero | león

«Mi razón es muy sencilla. Soy una de las víctimas casi mortales de esa horrible carretera». Mónica Matilla habla de la nacional 120, entre Astorga y León, y exige la liberalización del peaje de la AP-71. La joven leonesa es una de las víctimas accidentes registrados en los 45 kilómetros que distan entre las capitales leonesa y maragata.

El balance de los últimos cinco años es elocuente: 622 accidentes, 8 personas fallecidas, 26 heridas de gravedad y 217 leves, según datos de la Dirección General de Tráfico. El kilómetro 322, que coincide con el barrio de La Estación de Villadangos del Páramo, es uno de los puntos negros detectados por las autoridades de Tráfico en la red de carreteras de Castilla y León.

Para evitar los accidentes, se incrementa la presión sobre el tráfico. El tramo de la n-120 entre León y Astorga, y particularmente entre Villadangos y León, se ha convertido en uno de los más controlados por rádar y patrullas de tráfico de la Guardia Civil. La pasada primavera se instaló un radar de tramo, de 5 kilómentros, entre Villadangos y San Martín del Camino.

Aparte de la peligrosa curva que acaba de ser suprimida por una obra después de tres lustros de reclamaciones, el aumento del tráfico en el tramo entre León y Villadangos por el auge del polígono industrial es una realidad que sufren cada día conductores de turismos y camiones.

La implantación de dos empresas señeras como son el centro logístico de Mercadona, que sirve de plataforma de distribución de la cadena para todo el noroeste, y la fábrica de Vestas han activado la demanda de servicios de transporte pesado y consecuentemente el tráfico de estos vehículos.

La carretera se ha quedado ‘pequeña’ y la autopista AP-71 no sirve de desahogo alternativo ni para turismos ni para camiones. «Es una de las más caras. Reclamamos que se incluyera en las autopistas unificadas la de Astorga para que se rebajara el peaje al menos el 50%, pero sorprendentemente no se incluyó», subraya Pablo Lorenzo, presidente de Altradime, la patronal del transporte en la provincia de León.

El alcalde de Villadangos, Teodoro Martínez, no cree que el bloqueo que sufre la n-120 se deba sólo a la actividad económica del polígono industrial. «Los camiones de Mercadona apenas afectan puesto que entran de madrugada», asegura. En su opinión, la carretera «está bloqueada desde hace muchos años. Yo la uso desde 1987 y ya estaba así».

No obstante, desde hace años reivindica la ejecución de un acceso a la autopista desde la n-120 a la altura del polígono. «Aunque sea cara los transportistas quieren tener la opción de poder usarla», agrega.

En Valverde de la Virgen también se ha reclamado la llamada variante de San Miguel del Camino para evitar el tráfico por las travesías. Con la crisis, estos proyectos han quedado prácticamente olvidados.

La autopista registra un tráfico diario de 3.650 vehículos por término medio, mientras que la carretera triplicaría, según los datos oficiales, el volumen de circulación con cerca de 10.000 unidades. Una cifra que se considera «irreal». Los municipios afectados estiman que son más de 20.000 los usuarios que soporta esta carretera.

Dos travesías —Valverde de la Virgen y San Miguel del Camino—, la raya continua y los controles de rádar enlentecen el tráfico sobre todo en las horas punta de primera hora de la mañana y a media tarde. «El camión va a su ritmo y el coche que pilla a un camión a la salida de la autovía a veces tiene que ir a menos de 50 por hora», apunta Lorenzo.

El «conflictivo tramo» hace de tapón entre León y Astorga, que soporta también la demanda de transporte necesario para dar salida a los productos agrarios que genera la actividad del campo en el Páramo. Los fines de semana, el descanso de los camiones se sustituye por los numerosos turismos que salen de León con destino a los pueblos donde mucha gente tiene su segunda vivienda o desde los pueblos a la capital o cabeceras de comarca.

«La consecuencia de tal densidad de tráfico son los gravísimos accidentes que en esta vía ocurren», argumenta Antonio del Río, el promotor de la campaña en change.org que lleva recogidas cerca de 6.000 firmas para que se liberalice el peaje de la AP-71.

El objetivo son 7.500 firmas que, cinco semanas después de su inicio a raíz de los accidentes ocurridos en agosto, aún no se ha conseguido. «Por nuestra seguridad, porque no es justo y porque queremos viajar con seguridad por nuestras carreteras», alega el impulsor.

La carretera coincide en este recorrido, como en casi todo su trayecto desde su origen en Logroño, con el tramo del Camino de Santiago francés entre San Andrés del Rabanedo y Astorga

La autopista abierta en el año 2002 no ha mejorado en absoluto la calidad de la circulación por la nacional 120. El peaje de 4,95 euros por un tramo de 37 kilómetros se considera disuasorio para el uso de esta vía de alta capacidad y más segura, con doble carril en ambos sentidos.

«La liberalización de la autopista desatascaría la carretera. Es uno de los tramos más caros con diferencia», alega el presidente de Altradime. «Si fuese gratuita o por lo menos tuviera un precio razonable sería usada por la mayoría de los vehículos que utilizan a diario la nacional», alega uno de los firmantes de la campaña.

«La reducción del peaje sería beneficiosa para la autopista y para la carretera», opina el alcalde de Villadangos. La primera, como opinan muchos usuarios, recaudaría más dinero y la segunda se liberaría de una parte importante del tráfico.

Martínez admite que el tema de la reducción del peaje lo han planteado «a nivel local» con responsables de la empresa concesionaria, pero nunca han tenido contacto con la dirección a nivel estatal.

El Estado adjudicó esta autopista por 55 años a la empresa Aulesa, del grupo Abertis. Desde 2010 ha sufrido una pérdida constante en el tráfico de vehículos, de más 5.300 a los 3.650 de 2013. La empresa ofrece descuentos de entre el 5 %, si se producen entre 11 y 15 tránsitos mensuales, hasta el 50%, para más de 36. Para ello es necesario utilizar la misma tarjeta o vía T, pero los descuentos no se reflejan en los tickets sino en la cuenta bancaria a fin de mes. Durante la noche, a partir de las 23.00 horas, el peaje se reduce a algo menos de la mitad.

El peaje se considera un lastre en las comunicaciones del noroeste de España y en particular entre las dos ciudades más importantes de la provincia, León y Ponferrada, y entre Astorga y León. Es el único tramo que no se puede realizar por autovía o sin peaje desde La Coruña hasta el puerto de Guadarrama en Madrid.

La reivindicación de la liberalización del peaje ha pasado de ser una promesa política de algunos partidos provinciales a una demanda ciudadana que cuaja en el ámbito digital.

«No más muertes. Basta de peajes abusivos y de rescatar con nuestros impuestos autopistas arruinadas», comenta Sergio Martínez Cabello, otro de los ciudadanos que apoya la iniciativa. «Por lo menos que lo rebajen», insiste.




Buscar tiempo en otra localidad

   
1 Comentario
01

Por papachegon 13:38 - 11.11.2016

La "terrible" N-120, tarmo Leon-Astorga, su limite de velocidad es de 100 km/h, en algunos sitios su limite es de 50 km/h. Muchos vehiculos se pasan el limite de 100 km/h, por el forro de ........es. Aparte de los excesos de velocidad, las imprudencias de los conductores, y todo esto es el "caldo de cultivos" para los accidentes. Si todos los que circulan por esa carretera, respetaran las señales, seguramente no habria tantos accidentes. Pero claro "joroba" tener que cada poco reducir a 50 km/h, para pasar un pueblo, o al pasar por un cruce. Que se rspeten las normas y no habra tantos accidentes