+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Tras las huellas de Banksy o del amor como juego

 

Tras las huellas de Banksy o del amor como juego -

CLARA ISABEL MARTÍNEZCLARA ISABEL MARTÍNEZ 03/04/2011

Love is a game

Óscar M. Prieto. InÉditor Grupo Towers, A Coruña, 2010.228 pp.

No es la primera novela de Oscar M. Prieto, leonés de Benavides de Órbigo, que en esta ocasión nos sorprende con un relato detectivesco centrado en la figura del controvertido grafitero Banksy, que se toma en estas páginas como símbolo de una manera diferente de hacer arte, oponiéndose precisamente a las grandes instituciones que mueven sus hilos. La novela transcurre en un tiempo y un espacio no lejanos al nuestro pero sí diversos, una suerte de presente paralelo en el que el protagonista, Oscar Palmer, lleva un corazón de mandril que además de haberle salvado la vida se considera como una obra de arte.

El detective Oscar Palmer, retirado de su actividad durante cinco años, sorprenderá en una conversación oculta y misteriosa a un hombre y una mujer. Este será el resorte que activará su instinto de nuevo, llevándole a descubrir un posible crimen, relacionado con Banksy y su obra, que tiene la posibilidad de evitar o al menos de comprender.

Lo que quizás atraiga más de esta novela es la mezcla de elementos que en ella encontramos. Mezcla libre de realidad y ficción en sus páginas: personajes de nuestro mundo como el propio Banksy sobre el que gira el argumento, u otros como la artista contemporánea Pipilotti Rist, el escritor Henri Michaux y el que actuará como guía en la particular bajada a los infiernos que presenta la novela, el excéntrico escritor del siglo XIX Alfred Jarry; junto a ellos personajes plenamente inventados, como los críticos de arte que aparecen en la novela: Ernesto Vitaanen y Min Ebisawa. Mezcla también libérrima entre tiempos. Encontramos por una parte una ciencia ficción ambientada en un posible futuro, o quizás mejor, en un posible mundo paralelo, y por otra un tiempo en que reconocemos al nuestro, sus problemas, sus contradicciones, etc. También son reconocibles sus localizaciones, aunque a veces bastante transformadas, como el lugar donde transcurre la acción, entre las dos ciudades contiguas de Viejo Reino y Musac Ciudad Presente, con referencias también constantes a la pulchra leonina. Incluso los personajes que aparecen pertenecen a distintos tiempos, como ya se ha podido advertir con la referencia a Alfred Jarry y a Michaux.

La originalidad de esta novela detectivesca queda patente desde el principio: no se sabe qué se busca exactamente, ni siquiera a quién, será el destino el que vaya uniendo los cables en lo que se convierte en un seguimiento del genial artista Banksy, y también en algo más insondable, en una reflexión sobre el arte y sus caminos.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla