+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

«Una ciudad cosmopolita y abierta en un mundo rural»

 

07/10/2006

El Imperio Romano convirtió a Astorga en «ciudad aperturista y cosmopolita en medio de un territorio rural y atomizado», aseguró ayer la arqueóloga Milagros Burón en el III Congreso de Obras Públicas Romana. «Y aún es una ciudad abierta», concluyó. En su exposición sobre el urbanismo romano, la definió como una ciudad atípica, que fue concebida como «un foco transmisor de romanidad dentro de su territorio». Astorga actuó como puerta de paso entre las capitales de provincia, Tarraco y Emerita, así como los recónditos lugares del Noroeste. Pese a sus similitudes con Bracara y Lucus parece que el ser la cabeza de donde parten las vías la hacen jugar un papel diferente. La ciudad que Plinio el Viejo bautizó como magnífica, recibió a gentes de todo el Imperio.