+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La utopía de vender vino

 

MARÍA O. AÑÍBARROMARÍA O. AÑÍBARRO 07/10/2003

LA VERDAD es que la noticia dada en este diario hace unos días sobre que los merengues van a tomar un vino de mencía de nuestra denominación, me alegró el día. Leí dos veces detenidamente la noticia para asimilarla mejor, porque esto no suele pasar aquí, y sí era verdad, el señor Juan José Martínez, Juanín para los del gremio, era el artífice de ese sustancioso trato con el Real Madrid. La verdad es que alguien muy cercano me había comentado algo en secreto sobre el asunto allá por junio, pero ya se sabe que si cuentas los secretos no se cumplen, así que callé y al final no era un sueño, sino que se hizo realidad. Y es que la bodega de Martínez-Yebra de Villadecanes -Toral es una bodega pequeña y familiar donde todo es aparentemente sencillo, no le dan mucha importancia a la imagen ni a la creación de marca. Y como hemos podido comprobar, sin darse mucha importancia, con la misma mesura y esfuerzo que trabaja diariamente en su bodega, Juan ha logrando vender en una operación, lo que a otros encorsetados directores comerciales les va a costar más de un año. Desde hace tres años las bodegas de nuestra comarca están luchando por hacerse un hueco en un mercado en el que existen cada más y mejores marcas de vinos de calidad a precios muy competitivos. Se enfrentan en un campo de batalla desconocido para la mayoría: planificación de ventas y exportación. En el mercado interior son raras las operaciones como la que ha efectuado Juan, en mi opinión, para quitarse el sombrero. Lo normal, si se quiere vender vino, es hacerlo a través de una red de distribución efectiva que lo haga rotar en hostelería y tiendas especializadas, y por su puesto, contar con gran apoyo publicitario, porque en la mayoría de los casos los clientes no saben ni lo que es la Mencía, ni cómo se elabora actualmente aquí. Otra opción es venderle a las grandes superficies, pero lo que en un principio se presenta con una perspectiva muy halagüeña, más tarde se convierte en un continuo dispendio de dinero en promociones. En cuanto a las exportaciones últimamente se están acercando a nuestra comarca agentes o "brokers" que hacen las funciones de intermediarios entre el futuro importador y la afortunada bodega. Unas veces las promesas llevan nombre americano y otras, como ocurrió el pasado agosto, lo llevan sueco, como ocurrió con la oferta lanzada por el Systembolaget de la cual se vieron beneficias algunas bodegas bercianas.



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla