+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El presidente defiende en «Tengo una pregunta para usted» que no mintió, aunque admite que pudo equivocarse

Zapatero pide «confianza y esperanza» para salir de la crisis cuanto antes

Augura que el 2009 será muy difícil, pero cree que es un «paréntesis» en el progreso de España

 

Rodríguez Zapatero contestó a las preguntas de los ciudadanos en directo en el programa televisivo d - BALLESTEROS

R. GorriaránR. Gorriarán 27/01/2009

madrid

José Luis Rodríguez Zapatero pidió confianza y fe a los ciudadanos porque España va a salir de la crisis. Insistió en que a final de este año se percibirán los primeros síntomas de que la situación se ha superado y que en los dos próximos años la recuperación será nítida. Con todo, reconoció que el 2009 va a ser «difícil para todos», aunque mejor que el año anterior, que fue «muy malo y nefasto».

El presidente del Gobierno se permitió pocas sonrisas ante el centenar de ciudadanos reunidos para el programa de televisión Tengo una pregunta para usted. Sólo en el tramo final, cuando el ambiente se distendió tras un tenso inicio con interrogantes de todo tipo sobre la crisis y el paro, se relajó y afloraron en su rostro los gestos de satisfacción. De la treintena larga de preguntas, más de la mitad versaron sobre la situación económica, y Zapatero se defendió como pudo, reivindicó las medidas adoptadas por su Gobierno y defendió, hasta en media docena de ocasiones, que «la confianza» es el ingrediente básico de la receta para «salir de ésta».

Con timbre serio, aseguró: «nunca engañé» sobre la crisis. Hace un año, en la campaña para las últimas elecciones generales, «hablé de lo que en aquel momento era una desaceleración» de la economía porque nadie previó la dimensiones de la crisis que azota ahora a la economía. Negó asimismo que prometiera ante aquellos comicios el pleno empleo, lo que dijo, según sus palabras, es que ése era «el objetivo» porque las cifras de paro eran las más bajas de la historia y la creación de empleo crecía sin parar.El jefe del Ejecutivo, tras sostener que la economía además de cifras es «un estado de ánimo», reclamó, además de confianza, «esfuerzo colectivo y no perder la esperanza porque vamos a salir» del bache. Y reiteró el calendario que maneja su Gobierno, que se da un año de plazo para enderezar la situación y «a finales de año habrá señales de recuperación».

Zapatero defendió las medidas de rescate bancario tomadas, pero ante la insistencia de las preguntas sobre la entrega de dinero a los bancos que no llega a los ciudadanos, garantizó que su Gobierno «no ha entregado ni un euro» a las entidades financieras puesto que la ayuda se ha limitado a «avalar» activos. Sostuvo que esa intervención buscó «evitar las quiebras» y «garantizar los ahorros» de los contribuyentes, al igual que han hecho casi todos los países europeos y Estados Unidos. Aceptó que la liquidez garantizada no se ha reflejado en un aumento de los créditos. Ese paso, agregó, «va a ser un proceso lento», pero se comprometió a «apremiar» a las entidades para que presten.

El jefe del Ejecutivo tuvo otra estación de penitencia con las preguntas sobre el paro hechas por varios desempleados. En el tono comprensivo que dominó su intervención, subrayó que el paro es su «primera angustia» y aunque se comprometió a tomar más medidas si fuera necesario para paliar las situaciones de desempleo en las familias, confió en que sus iniciativas, sobre todo el fondo local de inversiones, surtirán efecto.

Currículum de Izaskun

Uno de los momentos más emotivos fue cuando Izaskun, una dependienta de 32 años de Madrid con síndrome de Down, preguntó al presidente si le podría contratar pues «estoy preparada». «Sería un honor», respondió Zapatero algo a contrapié del que se repuso a duras penas para felicitar a su interpelante por su «ejemplo extraordinario» al formular esa pregunta. Luego se perdió en la labor de su Gobierno para ampliar el cupo de puestos de trabajo para los discapacitados.

Zapatero situó su error «más grave» como presidente de Gobierno anunciar la víspera del atentado de ETA en la T-4 de Barajas que el próximo año «estaríamos mejor» en la lucha contra el terrorismo; y puntualizó que su gesto no de levantarse al paso de la bandera norteamericana en un desfile militar del 12 octubre, fue un gesto de protesta, no contra Estados Unidos, sino contra el PP por haber incluido en la parada castrense las enseñas de los países de la guerra de Irak.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla