+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

200 años del lingüista berciano

En este recién estrenado 2017 la comarca celebrará el bicentenario del nacimiento del poeta y militar, Antonio Fernández y Morales, quien en 1861 publicara el libro ‘Ensayos poéticos en dialecto berciano’ .

 

Portada de su ensayo berciano. DL -

09/01/2017

dl | Ponferrada

Poeta y militar de carrera. Maragato de nacimiento pero berciano, por sus viviencias en la villa de Cacabelos, de convicción. Profundo defensor del dialecto berciano. En este recién estrenado 2017 se cumplen 200 años del nacimiento de una de las figuras de letras bercianas, Antonio Fernández y Morales, y, para no pocos, el responsable de cimentar el camino por el que años más tarde transitarían autores gallegos como Rosalía de Castro..

Tras descartarse su candidatura por la Academia de la Lengua Gallega para rendirle homenaje con motivo del Día de las Letras de la Comunidad vecina —el elegido finalmente fue el escritor y editor Carlos Casares, fallecido en 2002—, la celebración del bicentenario del nacimiento del defensor del dialecto berciano tendrá un reconocimiento ‘más local’, pues distintas administraciones ya estarían barajando la celebración de distintos actos para honrar su memoria. De hecho, estos no serían los primeros, no en vano en 2011, Cacabelos, donde se descubrió una placa en su recuerdo y se impartió una conferencia sobre la importancia de este ‘prohombre’ del Bierzo, y Ponferrada ya reconocieron su peso en la historia de la comarca.

En su faceta militar, Fernández y Morales, de ideología liberal, participó en las guerras carlistas en el bando isabelino, monarca contra la que no dudaría en levantarse para lograr su derrocamiento. A raíz de ello inició su vida política, siendo diputado en Cortes en 1872, por el partido judicial de Villafranca del Bierzo, donde logró el respaldo de más de la mitad de los electores. En el Congreso sólo permaneció cinco meses. En su currículo también figura que llegó a desempeñar puestos de responsabilidad como los de gobernador en Toledo o delegado en los Estados Pontificios.

Sin embargo, su faceta literaría, y más concretamente su dedicación a recopilar información sobre la lengua berciana le han otorgado, con el paso de los años, los mayores reconocimientos. Para ello, jugó un papel fundamental el hecho de que entrara en contacto con el médico y lingüista catalán, Mariano Cubí y Soler, quien le animó a publicar en el dialecto que había conocido en las calles de Cacabelos. Así, en 1861 se publica en León, ‘Ensayos poéticos en dialecto berciano’ en el que el propio Cubí y Soler es el encargado de realizar un entusiasta y encendido prólogo —ésta está considerada la segunda obra publicada en lengua gallega tras ‘A gaita gallega’ de Xoán Manuel Pintos—.

Fernández y Morales se basó en su obra en el dialecto hablado en la zona central del Bierzo al considerar que era ésta la que todavía se encontra a salvo de influencias gallegas y castellanas, y en su trabajo hay que reconocer el gran valor antropológico, además del lingüistico, ya que describe con gran precisión e ingenio desde romerías a filandones, antroidos y demás faenas del campo.

Respaldando la candidatura de Fernández y Morales ante lla Academia Gallega de las Letras también se incluían referencias que sobre él realizaron otros autores, quienes destaaron el valor de su léxico, —Rosario Álvarez quien afirma que «términos como ‘cahois’ son singulares y convienen tenerlos en cuenta como valor intrínseco de su obra»—, mientras que otros, como Antón Santamarina, destacan que «poetas como morales convierten la costumbre y la tradición en literatura».

Antonio Fernández y Morales nació el 17 de septiembre de 1817 y falleció eel 16 de agosto de 1896. Sus restos reposan en el cementrio de Cacabelos.



Club de prensa