+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El 90% de los podólogos colegiados de León rechaza el grado del Campus

El dato se desprende de una encuesta realizada por el Colegio Oficial entre 40 profesionales.

 

El edificio principal del Campus albergará la presentación del programa de verano de la universidad californiana. L. DE LA MATA. -

María Carro
13/06/2018

El Colegio de Podólogos de Castilla y León (Copcyl) sigue adelante con su particular cruzada contra la implantación del Grado de Podología en el Campus de Ponferrada de la Universidad de León. Después de mostrar abiertamente su rechazo a la titulación y argumentar motivos como las escasas salidas profesionales por la saturación del mercado, la explotación laboral o una formación de baja calidad; ahora ha realizado una encuesta entre los podólogos de la provincia y asegura que el 90% de ellos rechaza la implantación del grado.

La encuesta fue enviada a los 59 colegiados que hay en León y, de ellos, respondieron 40. «36 rechazan la propuesta de la Universidad de León y sólo cuatro la apoyan», destacó el presidente del Copcyl, José Luis Muñoz, que insistió en que implantar Podología en el Campus de Ponferrada es una «incongruencia», teniendo en cuenta que «la Junta de Castilla y León no apuesta por incluir esta especialidad en la sanidad pública».

En su argumentario en contra de que la ULE forme a una nueva generación de podólogos, el responsable del Copcyl volvió a asegurar que «no hay demanda real de estos profesionales por parte de la sociedad y que la única salida es abrir una clínica propia». También en lo de iniciar una actividad como autónomo tiene razones en contra, ya que —dijo— «en Castilla y León, hay 280 colegiados y un 15% ni siquiera tienen clínica».

«La realidad es que hay muchos jóvenes podólogos que han tenido que emigrar, hay muchos que están estudiando una segunda carrera o trabajando en otras profesiones y otros muchos que, directamente, están en el paro». Este es el panorama que se afana en dibujar el Colegio de Podólogos de Castilla y León, recurriendo de nuevo a datos estadísticos para afirmar que, en los últimos años, «ante la falta de perspectivas profesionales, se han dado de baja colegial 90 podólogos».

Desde que el rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, aseguró tajantemente que Podología echaría a andar en el Campus de Ponferrada en 2019, el Copcyl se ha dedicado a recopilar datos y cifras de estudios sobre la situación de los profesionales del sector y ayer los dio a conocer en un extenso comunicado en el que alude a un informe de la Complutense de Madrid donde se recoge que «el 34,3% de los diplomados/graduados en Podología que trabajan tienen un empleo temporal y que cuatro de cada cinco han rechazado alguna oferta por las malas condiciones laborales». El ratio de podólogos en función de población también —afirma— le da la razón. «En España hay 15,6 podólogos por cada cien mil habitantes, mientras que en Estados Unidos, hay cuatro podólogos por cada cien mil habitantes».

Clínica universitaria

La ULE trabaja ya en el diseño de una clínica universitaria para la realización de prácticas. Un proyecto que el Colegio de Podólogos critica de antemano, asegurando estar «preocupado porque los futuros egresados en Podología no vayan a recibir una formación de calidad». El Copcyl cuestiona que la clínica vaya a ponerse en marcha aunque la Universidad lo ha garantizado. «El grado se impartirá sin la existencia de una clínica universitaria cercana que sirva de conexión con el mundo profesional, como sucede en Madrid, Barcelona, Sevilla o Plasencia».



Club de prensa