+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La ARMH quiere que el cementerio del Carmen recuerde a 200 fusilados

Pide al Ayuntamiento un ‘Parque de la Memoria’ mientras busca las dos primeras fosas.

 

Los voluntarios de la ARMH excavaban ayer junto a la tapia sur del antiguo cementerio civil del Carmen. L. DE LA MATA -

Manuel Fernández (izquierda), hijo de un fusilado. L. DE LA MATA -

29/09/2016

carlos fidalgo | ponferrada

«Hay doscientos motivos para crear aquí un Parque de la Memoria», decía ayer el vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), Marco González, a los pies de la tapia del antiguo cementerio civil de Ponferrada, donde el 21 de mayo de 1942 fusilaron y enterraron a las seis y media de la mañana a dos vecinos de Quilós acusados de colaborar con la guerrilla antifranquista. Doscientos motivos por cada una de las doscientas personas fusiladas y enterradas en las inmediaciones del actual albergue de peregrinos del Carmen y a espaldas de la línea ferroviaria que la ARMH tiene documentadas porque sus nombres —a diferencia de otros casos de represaliados— figuran en las causas abiertas contra ellos en consejo de guerra que se conservan en el Archivo Militar del Ferrol o en libros de enterramiento.

Es el caso de los vecinos de Quilós Antonio Fernández Guerrero y José Canedo Fernández, condenados a muerte en un juicio sin garantías que excluyó los testimonios que les desvinculaban del supuesto asalto que la guerrilla habría cometido en marzo de 1942 para robarle el dinero a un vecino de Arganza que había ganado 60.000 pesetas en el casino de Villafranca. La exhumación de los dos cuerpos, enterrados «en la parte sur del Cementerio del Carmen, al lado de la pared y en posición de Oeste a Este», según figura en la causa, mantuvo ocupados durante todo el día de ayer a los voluntarios de la ARMH en una excavación dirigida por el arqueólogo René Pacheco. Al cierre de esta edición, había aparecido algún resto óseo, pero la asociación tenía que verificar si corresponden a los dos represaliados. También tiene previsto apuntalar hoy la tapia para evitar que se venga abajo con los trabajos de la retroescavadora.

Pero en el antiguo cementerio civil del Carmen hay enterrados, en fosas anónimas, otras 200 personas, según explicó el historiador de la ARMH Alejandro Rodríguez. «Los primeros fueron 18 mineros asturianos y bercianos muertos en el enfrentamiento con la Guardia Civil en el momento de la rebelión militar y el último, posiblemente fuera el guerrillero Manuel Girón, en 1951» aseguró.

La ‘monda’ de 1979

Los supuestos restos de Girón, el León de la Cabrera, ya fueron exhumados aprovechando la ‘monda’ (vaciado) del cementerio religioso del Carmen en 1979 y reposan ahora en el actual camposanto de Ponferrada. Precisamente la misma ‘monda’ de 1979 puede complicar la búsqueda de las fosas de Antonio Fernández Guerrero y de José Canedo Fernández.



Club de prensa