+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El auge de las nuevas tecnologías como forma de captar adeptos 2.0

 

08/03/2018

Las nuevas tecnologías son ya una nueva forma de captación de adeptos. El llamado sectarismo 2.0 tiene graves consecuencias, aunque de momento, por su fácil propagación, no hay un gran estudio sobre el daño que puede generar en muchas personas. Conferencias, talleres... Se calcula que unas 60.000 personas de Castilla y León se aproximaron el año pasado a las pseudociencias y a la espiritualidad «difusa», como la describen los expertos. Todo ese trabajo de búsqueda y denuncia ha granjeado numerosas enemistades a Luis Santamaría, quien tiene claro que parte de ellas procede de la posible pérdida de lo que se antoja un negocio con pingües beneficios. «Mucha gente me ve como una especie de inquisidor que busca todo lo heterodoxo y hay negocios privados que se dedican a esto y sus propios responsables o personas que traen de fuera, terapeutas, magos y médiums me ven como una molestia», apuntaba en una reciente entrevista a la Agencia Ical. «También hay algunas asociaciones y administraciones públicas que amparan estas actividades sin saber exactamente de qué tratan», advertía. Y es que los movimientos de la Nueva Era y otros grupos con carácter sectario viven su época dorada, entre otras razones, porque la universalización de internet y un mundo interconectado permite a muchas sectas no consideradas tradicionales y sin apenas estructura logística penetrar con fuerza en personas vulnerables. Así captan atenciones y voluntades de un modo natural y gradual que no se percibe hasta que ya ha modificado drásticamente su comportamiento.


Buscar tiempo en otra localidad