+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Clínica Ponferrada incorpora la última tecnología mamográfica

El mamógrafo con tomosíntesis permite planos de las mamas de un milímetro de grosor.

 

El nuevo mamógrafo con tomosíntesis que ayer fue presentado permite un mejor diagnóstico de los carcinomas de mama. L. DE LA MATA -

22/09/2017

M. Félix | Ponferrada

Clínica Ponferrada acaba de incorporar un nuevo equipo de última generación tecnológica que permitirá un mejor diagnóstico de los casos de cáncer de mama. Se trata de un mamógrafo digital, que incorpora una nueva técnica, que se llama tomosíntesis, que consiste en obtener planos de las mamas de un milímetro de grosor.

«Esta es una herramienta más para intentar diagnosticar el mayor número posibles de cáncer», decía ayer en la presentación el médico radiólogo Manuel Orduña. Las estadísticas indican que entre un 13% de mujeres van a desarrollar un cáncer de mama a lo largo de su vida y la menor mortalidad está directamente relacionada con el diagnóstico precoz. La relación es evidente en palabras de Orduña: «Cuanto más pequeño es el tumor mayores posibilidades de supervivencia; si hay metástasis, la supervivencia cae dramáticamente, y si el tumor es pequeño estamos en el 95% de supervivencia; y supervivencia en oncología es cinco años vivos».

Las personas que se quieren realizar un estudio mamográfico, por edad, por antecedentes o porque llevan tiempo en una lista de espera es por lo que Clínica Ponferrada ha decidido incorporar este aparataje, único en la comunidad de Castilla y León, junto con otro de Valladolid. En Galicia y en Asturias no existe, según el gerente de Clínica Ponferrada, José Manuel Ruiz.

El sistema de tomosíntesis permite apreciar la mama en diferentes estructuras, pudiendo discriminar volúmenes con superposición de estructuras. «Se realizan dos proyecciones por mama y se pueden hacer tomosíntesis directamente o bien como complemento, pero está evolucionando en el primero de los casos porque las imágenes obtenidas finalmente se suman y se obtiene una imagen muy similar a la mamografía directa», explica Orduña. Explica que con una mamografía detectan el 80% de los carcinomas posibles existentes. «Con la tomosíntesis le añaden un 5, 6 ó 7%; con la ecografía le añadimos otro 2%; es decir, utilizando más medios obtenemos mejores resultados», resalta.

En toda la unidad de mama la inversión ha llegado al medio millón de euros, incluyendo nuevas incorporaciones de hace meses. La compra del aparato de tecnología estadounidense, conocido como mamógrafo Emulet con tomosíntesis, mamografías den 3D, costó 200.000 euros.



Club de prensa