+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La comarca ha perdido 68.000 hectáreas forestales en quince años

Un estudio de la Estia concluye que los incendios han sido intencionados en el 70% de los casos

 

El Bierzo ha sido castigado con 4.171 siniestros forestales en quince años del presente siglo. L. DE LA MATA -

18/07/2017

Manuel Félix | Ponferrada

Para hacerse una idea, la comarca del Bierzo cuenta con una superficie de 2.828 kilómetros cuadrados y lo que ayer revelaba un estudio de la Escuela de Ingeniería Agraria (Estia) es que, en los últimos quince años, los incendios forestales han arrasado un cuarto del territorio. Esto es, las llamas calcinaron 680 kilómetros cuadrados. O lo que es lo mismo, 68.000 hectáreas. Desde principios de este siglo y en los sucesivos quince años en el Bierzo se registraron en concreto un total de 4.171 siniestros, contando incendios y conatos.

Este trabajo estadístico ha sido realizado por Pablo Puente Sobredo (graduado en Ingeniería Forestal y del Medio Natural por la Estia de Ponferrada, técnico de apoyo en el Centro Provincial de Mando y en la base de helicópteros de Cueto), y supervisado por Fernando Castedo Dorado (profesor en el grado de Ingeniería Forestal y del Medio Natural en el Campus berciano), con la colaboración e información estadística facilitada por del servicio territorial de Medio Ambiente de la Junta.

Con todos los datos analizados se han obtenido varias conclusiones. Una de ellas es que el número de conatos (superficie quemada de menos de una hectáreas) tiende a aumentar en la comarca. Sobre todo en meses de verano, mientras el número de incendios (superficie quemada de más de una hectárea) tienden a descender. El porcentaje de conatos e incendios es similar en el último cuatrienio estudiado (2012-2015). El promedio anual de conatos es de 95 y el de incendios 166, según la información facilitada por la subdirectora del centro Flor Álvarez.

También se concluye que la superficie arbolada quemada tiende a aumentar y lo contrario sucede con la no arbolada. En concreto la superficie quemada total ha sido de 68.089,23 hectáreas, repartida de la siguiente forma: arbolado 8.764,9 ha (13%), no arbolado 58.302,94 ha (86%) y no forestal 1.021,39 ha (1%).

Se indica desde la Estia que la superficie media quemada por cada siniestro es de 14,47 hectáreas. «En el último cuatrienio estudiado se ha producido un descenso importante de la superficie media quemada por siniestro, lo que pone de manifiesto una mejora en la disposición geográfica y temporal de los medios de lucha contra incendios», resaltan.

Los meses con mayor número de siniestros y superficie quemada son marzo, agosto y septiembre, mientras que las horas del día con mayor número de igniciones son las situadas entre 16.00 y las 17.00 horas, cuando las condiciones meteorológicas suelen ser más propicias para la propagación. «Es de destacar también la existencia de un porcentaje importante de incendios nocturnos en la época de peligro alto, lo que guarda una relación clara con la intencionalidad», abundan en el mismo estudio.



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla