+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La comisión decide hoy entre el fallo de la basura o el interés público

Medio Ambiente analiza la sentencia de Urbaser La división del PP y la posibilidad de que la alcaldesa se quede sola dejan en una posición difícil a Merayo, que tendría complicado continuar.

 

La alcaldesa de Ponferrada, ayer, en la inauguración de la muestra en el castillo. L. DE LA MATA -

13/06/2018

m. c. cachafeiro | ponferrada

El tercer aniversario de la llegada de Gloria Fernández Merayo a la Alcaldía de Ponferrada tiene hoy otro protagonismo, la convocatoria de la comisión de Medio Ambiente para analizar y tomar una decisión sobre el fallo de la sentencia de Urbaser para elevar, posteriormente, una propuesta definitiva al Pleno, que será quien decida si se le da a esta empresa el servicio de limpieza que ahora realiza FCC o si, por el contrario, el Ayuntamiento renuncia a seguir con el proceso y convoca un nuevo concurso.

Una reunión que puede poner a prueba la propia estabilidad del equipo de gobierno del PP, que podría no seguir la postura de la alcaldesa, según admiten algunas fuentes del partido, lo que pondría en una situación muy difícil a Gloria Fernández Merayo para continuar el año que le queda de mandato.

Según el informe externo contratado por el Ayuntamiento, «la cuestión fundamental —y eso es sobre lo que se va a decidir, en principio, hoy— estriba no tanto en considerar si la adjudicación del contrato debe hacerse a Urbaser, cuestión que parece fuera de toda duda, sino si responde al interés público que el Ayuntamiento prosiga con la contratación», por las consecuencias económicas que acarreará para las arcas municipales, ya que la normativa europea de contratos ha cambiado y los baremos para el coste anual son otros, más en un contrato de 17 años.

Ayer, la alcaldesa reapareció en un acto al que en principio no iba a acudir para decir que el equipo de gobierno está «abierto al diálogo» con los distintos grupos. «Como bien dijo el Partido Socialista, es un tema de índole sobre todo jurídico, técnico, muy complejo». E insistió: «Esto es algo que tenemos que sacar entre todos, porque es un contrato a 20 años que van a gestionar distintos gobiernos municipales y hay que mirar muy mucho lo que se hace con Ponferrada y los ponferradinos». Fernández Merayo no quiso confirmar ni siquiera si el equipo de gobierno se presentará hoy en la reunión con la propuesta de la Mesa de Contratación que se hizo tras la sentencia, que en principio era favorable a Urbaser después de dejar fuera a FCC, empresa que, pese a todo, sigue prestando el servicio en Ponferrada.

La consultora madrileña PW, que justo se contrató por la alcaldesa para tener una opinión más ante los informes contradictorios de los funcionarios municipales, propone que, en este caso, el cambio normativo es un motivo de interés público para fundamentar la renuncia al contrato a Urbaser. «Me gustaría que saliera una solución», fue ayer el deseo de Merayo.