+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Condenan a Martínez Núñez a pagar 550.000 euros a Castro por los sabotajes de hace 16 años

Los magistrados responsabilizan al constructor berciano como «inductor de un delito continuado de daños».

 

El empresario José Martínez Núñez está considerado por la Audiencia como el inductor de todo. - de la mata

MANUEL FÉLIX | PONFERRADA
18/11/2012

La Audiencia Provincial de León se ha pronunciado de manera clara, tajante e inapelable. Los magistrados Luis Adolfo Mallo, Teodoro González y Jesús Ángel Santos acaban de firmar una sentencia con la que condenan por la vía Penal al constructor berciano José Martínez Núñez como «autor responsable de un delito de daños» cometidos en las plantas de hormigón, quema de camiones y otras propiedades que el industrial leonés de la competencia, Sindo Castro, tiene en el Bierzo y en la zona Astorga.

Dieciséis años después de cometerse el primero de los nueve sabotajes, la Audiencia confirma ahora que Martínez Núñez es culpable en su «condición de inductor» de los daños cometidos. Por eso le impone una pena de 14 meses de multa con una cuota diaria de 18 euros, que suma en total 7.560 euros de multa.

A ello se une otra condena de indemnización conjunta y solidaria a Sindo Castro y a la mercantil Hormigones Sindo Castro S.L. en la cantidad de 431.507,71 euros, así como a la compañía Allianz Seguros y Reaseguros con 55.621,74 euros; a Fiact Seguros con 37.411,53 euros y a la entidad Reale Seguros con otros 18.026,34 euros. En total Martínez Núñez ha sido condenado a pagar 550.125 euros de multa e indemnizaciones. Los magistrados le imponen igualmente una quinta parte de las costas procesales ocasionadas por el primer juicio que se celebró en Ponferrada, en el Juzgado de lo Penal, donde de aquella fue absuelto.

Junto al empresario José Martínez Núñez han sido también condenados por el máximo tribunal provincial en esta misma sentencia —«contra la que no cabe recurso alguno»— los hermanos José Manuel y Timoteo Pintado Palomo, considerados como el brazo ejecutor «en condición de inductores y colaboradores necesarios», a través de la agencia D’ Ajenti y Búho para que terceras personas cometieran directamente los atentados a cambio de dinero.

Su pena es de 14 meses de multa con una cuota diaria de 6 euros (2.520 euros de multa), más 542.567,32 euros de indemnización a Sindo Castro y a las tres aseguradoras.

El cuarto condenado es José Villanueva González, considerado como el encargado de realizar directamente los destrozos con la quema de las plantas de hormigón, los camiones y la casa que el industrial Sindo Castro tiene en Astorga a cambio de dinero. Para Villanueva la multa es de 14 meses a razón de 3 euros diarios (1.260 euros) y, como el resto de condenados también se enfrenta a la responsabilidad personal subsidiaria del pago de una indemnización a mayores por importe de 542.567,32 euros.

Alonso Melcón, absuelto

Aunque en la primera sentencia del Juzgado de lo Penal de Ponferrada dictada en febrero de 2011 por Óscar Hernáiz, se absolvía a todos, los magistrados de la Audiencia coinciden ahora en «absolver libremente a Gustavo Alonso Melcón de los delitos que le acusaban de participar o colaborar con José Villanueva en los sabotajes. Y ello, porque «ante todo, nunca fue mencionado por el testigo de referencia», el protegido, «sino únicamente por la viuda de Rafael Wolfrang». Wolfrang es el venezolano que apareció muerto en su casa de León y escribió una carta que desveló su esposa y en la que describía con numerosos detalles los encargos que le hacían desde las agencias de los hermanos Pintado Palomo y la relación de toda esta trama para atentar contra los intereses del industrial leonés Sindo Castro, al entrar en competencia directa con el importante volumen de negocio del hormigón, ante la construcción de la autovía del Noroeste.




Buscar tiempo en otra localidad