+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Contra la crisis, balas de paja

Villarrando ya cuenta con la primera casa bioconstruible de Castilla y León.

 

Julio Tamata y Natalia Arnáiz, durante la construcción de la estructura de la casa. - ana f. barredo

teresa lozano | ponferrada
19/08/2012

Villarrando, pedanía perteneciente al municipio de Carucedo, ya cuenta con la primera casa hecha con técnicas de bioconstrucción (concretamente con la técnica Greb, que emplea pacas de paja y madera) de Castilla y León. Para ello se organizó un taller de una semana de duración—que comenzó el día 10 y finalizó el pasado viernes 17—en el que se construyó la casa, mientras se enseñó a los participantes este novedoso método de construcción que aún no cuenta con mucha difusión en España. El curso estuvo dirigido por el coordinador de la asociación Greb (Grupo de Investigación Ecológica de la Bature) en España, el francés Julio Tamata.

La casa es propiedad de Natalia Arnáiz, una berciana que «buscaba materiales saludables porque quería hacerme una casa ecológica, además de que fuesen aislantes para ahorrar en calefacción. La primera opción que encontré fue la madera, pero es muy cara, así que seguí investigando y descubrí la técnida Greb, que cumplía todo lo que yo estaba buscando para construirme mi casa». El siguiente paso de Natalia fue ponerse en contacto con Julio Tamata, y tras obtener la licencia de obra para construir la vivienda, entre los dos organizaron el taller que tuvo lugar esta semana pasada en Villarrando.

La técnica Greb surgió en Canadá y se extendió a Francia, desde donde Tamata la trajo a España en el año 2007, y consiste en edificar una doble estructura de madera entre las que se colocan las pacas de paja, que funcionan como aislante térmico para luego encofrar el hueco con un mortero de cal, cemento, arena y serrín, una mezcla que Tamata define como «muy estable».

El coordinador de la asociación en España defiende esta técnica por tener un coste muy bajo «además del ahorro en calefacción que se tiene luego gracias al aislamiento de la paja. Mi casa de Zaragoza está hecha con greb, y el gasto de calefacción en invierno es mínimo, llegando a ahorrarme hasta un 80% en este aspecto», afirmó Tamata.

En España, de momento, sólo existen cinco casas realizadas con esta técnica, que según Tamata «puede realizar cualquiera aunque no tenga conocimientos de albañilería, porque es muy fácil de hacer». Por ello quieren darla a conocer en España, donde aún no es un método muy notable, a través de cursos como el que tuvo lugar estos días en Villarrando, promocionándola en ferias o dando charlas por los diferentes puntos del país, para que así adquiera la notoriedad con la que cuenta en Francia o Canadá.



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla