+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Cosmos alega que ya estaba implantada cuando se aprobó la ley de contaminación

Entienden que por este motivo no era necesario el estudio de impacto ambiental.

 

La multinacional Votorantim ha invertido recientemente dos millones de euros en la modernización de la planta de Toral. - ana F. Barrredo

juan C. Franco | ponferrada
17/01/2014

La cementera Cosmos oficializó ayer en el Tribunal Supremo el anuncio efectuado nada más conocerse el fallo contrario del TSJ —que el impide incinerar biomasa en la planta de Toral de los Vados—, presentando el preceptivo recurso contra la decisión del alto tribunal de Castilla y León.

Desde la dirección de la compañía se ha manifestado su desacuerdo con la sentencia, y han basado su recurso en que «al tratarse de una instalación ya implantada en la comarca cuando entró en vigor la Ley 16/2002 de Prevención y Control Integrados de la Contaminación (IPPC), entendemos que no es necesario llevar a cabo una evaluación de impacto ambiental para cumplir esa normativa», precisó la dirección de la empresa ligada a la multinacional brasileña Votorantim a través de un comunicado de prensa.

Cementos Cosmos entiende que la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León podría representar «un serio revés para una actividad de gran tradición en el Bierzo, que precisamente este año cumple su noventa aniversario».

Asimismo, la cementera de Toral de los Vados apunta que en su trayectoria en la comarca del Bierzo «siempre hemos sido un referente en compromiso con el progreso de la comarca y de sus habitantes». Ahondando más en esta dirección, apuntan desde la dirección de Cosmos que «en casi un siglo de vida, siempre hemos desarrollado nuestra actividad en la más estricta legalidad».

Con este recurso presentado ante el Tribunal Supremo, Cosmos confía en que la justicia, finalmente, le dé la razón, y de esta forma poder volver a quemar biomasa en sus calderas, y, de esta forma «continuar con sus proyectos para convertirse en una planta más competitiva y eficiente, desde la sostenibilidad».

En la actualidad, en la cementera de Toral de los Vados trabaja una plantilla de 150 operarios, de los que un centenar están directamente contratados por Votorantim, complementándose el resto con trabajadores de empresas subcontratadas por la multinacional brasileña para la realización de trabajos de mantenimiento, limpieza industrial o expedición de cemento.

Esta cifra se eleva hasta las 225 personas si a la hora de contabilizar los puestos de trabajo se incluyen los empleos indirectos.

El fallo del TSJ viene a anular la autorización ambiental integrada concedida por la Consejería de Medio Ambiente en el año 2008. Este fallo es, hasta la fecha, la última parada den un proceso que arrancó con la presentación de un recurso contencioso administrativo por parte de la plataforma Salvemos el Bierzo.

Precisamente este colectivo conminó esta misma semana a la Junta de Castilla y León para que tome nota de este fallo de cara a la aprobación del Plan Integral de Residuos.

Por su parte, desde la cementera se considera fundamental esta validación para hacer viable a la factoría de Toral de los Vados, máxime tras la aprobación de las nuevas tarifas eléctricas aprobadas a en el último ejercicio.



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla