+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Don Celso deja huérfana a Ponferrada

Tres días de luto por el fallecimiento a los 92 años de Celso López Gavela, el primer alcalde elegido en las urnas tras la dictadura Figura histórica del socialismo, gobernó de 1979 a 1995 y deja un recuerdo de hombre íntegro, capaz de tender puentes y sembrar consensos Funeral en la intimidad familiar, hoy en la iglesia de San Antonio

 

Celso López Gavela. - ANA F. BARREDO

C. FIDALGO | PONFERRADA
10/03/2018

Cuenta el escritor César Gavela que su tío Celso, futuro alcalde de Ponferrada, «se ponía a gatas» allá por el año 1956 para que sus sobrinos «intentáramos subir a tan alta cumbre». Celso López Gavela era un abogado asturiano de 31 años recién llegado a la Ciudad del Dólar, así se llamaba entonces a la capital berciana, junto a su hermano José Ramón y durante un año los dos jóvenes de Ibias vivieron bajo el mismo techo que la familia Gavela en su piso de la hoy avenida de España; entonces Capitán Losada.

Y en la cumbre de la política local, del respeto generalizado más allá de las fronteras del Bierzo, y de la memoria de la ciudad que en 1979 y hasta 1995 le convirtió en el primer alcalde de la democracia recuperada, falleció ayer a los 92 años Don Celso; hombre «cordial, cariñoso y paciente», como lo ha recordado César Gavela; hombre «íntegro, honesto, riguroso, sencillo, bueno», repitieron a lo largo de la jornada aquellos que lo conocieron, que compartieron escaño, ideas, o le hicieron oposición, o que simplemente crecieron sabiendo que quien fue regidor socialista, senador, procurador autonómico y presidente del PSOE de Castilla y León, era una referencia moral al margen de las siglas políticas. Ponferrada, repitieron todos, «se queda un poco huérfana» desde la madrugada de ayer.

El funeral por Celso López Gavela, —«hombre-puente», también le llamó ayer su amigo el ex eurodiputado José Álvarez de Paz por su capacidad de consenso— se celebrará hoy a las cuatro de la tarde en la iglesia de San Antonio y posteriormente sus restos serán incinerados. La familia —el ex alcalde deja viuda y dos hijas— ha preferido velar al cadáver en la intimidad

Luto en ponferrada : Ayuntamiento y Consejo del Bierzo

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, decretó tres días de luto con las banderas a media asta en la Casa Consistorial, adornadas con crespones negros. Merayo leyó un comunicado institucional acompañada de los portavoces de todos los grupos políticos para reconocer la forma en la que su antecesor «adaptó el municipio a la Constitución del 78». «Lo supo hacer con cercanía y naturalidad, consiguiendo el consenso en un momento histórico complicado», añadió después del pésame a su familia y al PSOE. La alcaldesa anunció la instalación, en el zaguán de la Casa Consistorial que tantos días pisó un hombre que huía de las inauguraciones, de un libro de condolencias junto a una fotografía para que todos los ponferradinos que lo deseen dejen constancia de su respeto por la figura del político. El reconocimiento fue unánime en todos los grupos, desde el PSOE y el PP, Coalición por el Bierzo, USE-Bierzo, Ponferrada en Común, Ciudadanos y PRB, cuyos portavoces respaldaron a la alcaldesa en el comunicado institucional

También el presidente del Consejo del Bierzo, el socialista Gerardo Álvarez Courel, difundió una nota de pésame para enviar «el cariño y las condolencias» de la institución y de la sociedad berciana a la familia de Celso López Gavela, «el impulsor del mayor desarrollo urbanístico» de Ponferrada.

Duelo en el PSOE: Tudanca viaja a Ponferrada

El presidente del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, viajó ayer a Ponferrada para dejar su firma en el libro de condolencias instalado en el Ayuntamiento. «Los avances que hemos conseguido como país y como sociedad llegan porque hay gente como Celso que son capaces de ver el futuro, de anticiparlo y de colocar al Bierzo en la modernidad», dijo Tudanca, que entiende que el PSOE tiene 140 años por gente de la valía política, ética y personal de López Gavela. También el secretario provincial del PSOE, Javier Alonso Cendón trasladó su pésame, como el secretario local y portavoz municipal, Olegario Ramón y los ediles y afiliados socialistas. «Huía un poco de las inauguraciones porque lo importante es que las obras se hagan; lo otro es accesorio», resaltó el PSOE local.

Impulsor del urbanismo

Nacido en Ibias (Asturias), Celso López Gavela se instaló en Ponferrada en 1956 para ejercer la abogacía. Casado con María del Carmen Escobar, con quien tuvo a sus hijas Susana y Graziela, López Gavela fue elegido alcalde en 1979 con un estrecho margen de votos. Tan estrecho que en 1980, afrontó y perdió una moción de censura cuando no eran vinculantes. «Las mociones de censura no me gustan, la voluntad del pueblo se expresa en las urnas», todavía decía en 2014, durante su última entrevista con este periódico.

López Gavela se esforzó por ordenar el caótico urbanismo de Ponferrada y expandió la ciudad hacia el Polígono de las Huertas, donde se construyó el Puente de Hierro que nunca inauguró y que desde 2014 también lleva su nombre. López Gavela negoció con la MSP para abrir la gran zona verde del parque del Temple, levantó la Casa de la Cultura, la obra de la que se sentía más orgulloso y sentó las bases del actual Teatro Bergidum y del Museo del Bierzo. Con mayoría absoluta desde 1983 a 1991, en su último mandato tuvo que volver a los pactos para gobernar.

A Gavela le dolió que, años después de que dejara la política, se talaran los álamos del Parque de la Concordia, un sentido homenaje a Salvador Allende y su frase «más pronto que tarde llegará un día en que los hombres y mujeres libres caminarán bajo las altas alamedas». Y bajo la sombra de esa alameda simbólica también camina él ahora.

Celso López Gavela, en sus últimos años como alcalde en una imagen sin fechar. L. DE LA MATA



Club de prensa