+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Dos atropellos y un motorista herido marcan las últimas horas del año

Los arrollamientos de peatones se produjeron en las avenidas de la Constitución y Escritores.

 

02/01/2017

dl | ponferrada

Las últimas horas de 2016 han dejado varios sucesos en Ponferrada y 2017 también ha empezando con sobresaltos, concretamente con el incendio de la nave de la antigua empresa Hormigones la Estrella en el barrio de Flores del Sil. Alrededor de las 18.30 horas de ayer los bomberos recibieron el aviso. Ardió plástico y diverso material acumulado en el interior de una instalación en desuso.

Por otra parte, dos atropellos, un motorista herido y algunas incidencias a consecuencia de los efectos de la helada en carreteras como la de Orellán (Borrenes) han marcado la despedida de 2016. Así, un hombre de 78 años tuvo que ser trasladado a última hora de la tarde del sábado al Hospital del Bierzo tras ser víctima de un atropello en la avenida de la Constitución de la capital berciana, en la entrada principal del centro comercial El Rosal. El suceso se produjo minutos antes de las 19.30 horas y, tras el impacto, el hombre quedó tendido sobre la calzada inconsciente, según informaron fuentes del 112.

Tan sólo unas horas antes, alrededor de las 13.00 horas del sábado, una mujer de 38 años fue atropelladas también en Ponferrada. En este caso, el accidente se produjo en la avenida de Los Escritores, frente a otro área comercial, el hipermercado Lidl. Tras ser atendida por diversas contusiones en el lugar de los hechos, el equipo médico desplazado también ordenó el traslado de la herida al centro asistencial berciano.

También en la tarde de fin de año, la colisión entre un turismo y un motorista dejó a este herido. Fue en el barrio ponferradino de Puente Boeza, concretamente en el cruce de Los Barrios y en dirección al Morredero. Una ambulancia trasladó al motorista hasta el hospital después de una inspección previa en el punto del siniestro.

En lo que respecto al servicio de bomberos de Ponferrada, además del incendio de ayer por la tarde, en las últimas horas han tenido que hacer frente también a dos inundaciones. La primera se produjo alrededor de la 1.50 horas de la madrugada de ayer y afectó a dos establecimientos de hostelería del barrio de La Rosaleda. El piso superior del inmueble en cuyos bajos se encuentro dichos locales sufrió un derrame de agua que terminó afectando a los dos bares. La segunda rotura se produjo en la calle Batalla de Bailén, en una vivienda desocupada.

Llamativo fue también un hecho acontecido en la zona de copas ponferradina de la Gran Manzana. Un pequeño incidente sin más consecuencias que lo puramente anecdótico. Un hombre fue expulsado de uno de los locales de copas por verse inmerso en un altercado y al rato regreso al mismo lugar con una espada en la mano. No obstante, el asunto no llegó a más porque el hombre entró en razón rápidamente.



Club de prensa