+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Reconocimiento a laila ripoll

Dos manos de dramaturga sobre la acera del Bergidum

La Premio Nacional de Literatura Dramática y directora teatral, Premio Max, comparte con Sacristán y Prada baldosa en el Paseo del Arte.

 

La dramaturga y directora teatral, ayer al estampar sus manos. L. DE LA MATA -

08/03/2018

Manuel Félix | Ponferrada

La Premio Nacional de Literatura Dramática en 2015 (junto a Mariano Llorente) por su obra El Triángulo Azul y también poseedora del Óscar español del teatro —el Premio Max a la mejor obra original con el mismo texto— estampó ayer sus manos para la historia local en el paseo de las artes de Ponferrada. La dramaturga y directora teatral, Laila Ripoll, hija de la gran Concha Cuetos (muy conocida por la serie televisiva Farmacia de guardia) y del realizador de televisión, Manuel Ripoll, tiene una baldosa de cemento con su nombre y marcas de las manos en la acera del teatro Bergidum, en la calle Ancha, junto a otros grandes del arte como José Sacristán o Amancio Prada.

En un acto sencillo, Ripoll, que este jueves está también dirigiendo el estreno oficial de la obra de la compañía Micomicón Donde el bosque se espesa, en el teatro ponferradino, agradeció el reconocimiento en presencia de la alcaldesa, Gloria Fernández Merayo y la concejala de Cultura, María Antonia Gancedo.

«¡Estoy impresionada; esto es un regalo y un verdadero honor; estoy que no me lo creo!», enfatizaba con humildad la escritora de teatro, que ha abierto como mujer una referencia en este mundo de la dramaturgia española.

La elección de Laila Ripoll para el paseo de la fama de Ponferrada tiene que ver con su vinculación al Bergidum. «Tenemos mucha vinculación con este teatro desde hace muchos años, y es un honor, privilegio y satisfacción esta acogida», manifestaba a los periodistas. Ripoll describía como «un sueño» estar en Ponferrada, compartiendo espacio público «con gente importante» como es el caso de Sacristán y otros ilustres.



Club de prensa