+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La fiscal cree que sólo el acusado pudo cometer la agresión de Cuatrovientos

Mantiene la petición de once meses de cárcel por un ataque sexual en grado de tentativa.

 

El procesado, al inicio del juicio celebrado ayer en la Audiencia Provincial. RAMIRO -

11/01/2017

miguel ángel zamora | león

La representante del Ministerio Fiscal considera que el joven rumano juzgado en la mañana de ayer en la Audiencia Provincial de León fue la única persona que pudo cometer la tentativa de agresión sexual y las lesiones por las que se le solicita una pena de 11 meses de cárcel y 1.300 euros de indemnización, una vez que los hechos se consideraron probados al término de la vista oral celebrada ayer en el Palacio de Justicia de la capital.

Por su parte, la defensa considera que no hay una sola prueba de cargo firme que pueda asegurar tal petición y exigió la libre absolución de su cliente, atendiendo a dos opciones: puede que la vecina que facilitó su matrícula a la policía mintiera o que en el ejercicio de su derecho a la defensa, el propio súbdito rumano hubiese mentido y aportado una versión inexacta de los hechos. Cualquiera de las dos opciones le exculparía.

No convencieron sus tesis a la fiscal, que en su informe definitivo, expuso su descripción correlativa de los hechos. A las 7.30 de la madrugada del 10 de octubre de 2010 el acusado «con ánimo libidinoso para satisfacer su apetencia sexual», abordó a la víctima, a la que está antes había pedido fuego en las inmediaciones de su casa, y tras propinarle una paliza que la dejó inconsciente, trato de introducirla en su vehículo, lo cual no consiguió después de que los gritos de alerta de la joven alertasen a los vecinos de lo que estaba ocurriendo.

Las contradicciones en las ruedas de reconocimiento desarrolladas en la fase de instrucción llegaron también al plenario en León. La víctima no reconoció en primera instancia al sospechoso cuando se le mostró una foto suya mientras estaba en el hospital recuperándose de las heridas, luego lo confundió con el propietario del vehículo en el que quiso introducirla y luego una amiga suya acabó reconociendo que habían visto las fotos del sospechoso en Facebook.

PARECIDOS RAZONABLES

Un agente del Cuerpo Nacional de Policía aportó algo de luz: «El dueño del coche y el procesado se parecen tanto que en un primer momento, incluso nosotros tuvimos dificultades para distinguirlos», aseguró. «Ahora ya no, porque han pasado seis años y han cambiado mucho los dos», explicó ante la extrañeza del letrado defensor: «¿Cómo lo sabe si no está en sala y aún no lo ha visto?».

Una vecina que escuchó los gritos apunto la matrícula del coche. El sospechoso, en su interrogatorio de ayer, aseguró que él era la única persona que había conducido el automóvil aquella madrugada y que no se había encontrado con nadie más en el momento de los hechos, circunstancia que a criterio de la fiscal, le incriminaba claramente. Además, un amigo del sospechoso manifestó que había estado en su compañía hasta las tres de la madrugada y que le había visto conducir un vehículo de las mismas características del descrito por la víctima. El caso quedó visto para sentencia.



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla