+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El Gobierno deja listo para licitar el primer tramo berciano de la A-76

Fomento culmina el proyecto de la autovía Ponferrada-Orense entre Villamartín y Requejo.

 

Paso de la N-120 al extremo occidental del Bierzo, afectado por el desdoble a A-76. LUIS DE LA MATA -

12/03/2018

L. urdiales | redacción

El Ministerio de Fomento? avanza en un trámite definitivo para impulsar la ejecución de la A-76, la conexión de alta capacidad entre Ponferrada y Orense. El proceso supone la exposición a información pública del proyecto de trazado entre las localidades de Villamartín de la Abadía y Requejo; la diligencia, con efectos en la expropiación de los terrenos en los que se va a intervenir, se aprobó provisionalmente la semana pasada por un presupuesto estimado de licitación de las obras de 101,6 millones de euros.

El proyecto consiste en la conversión en autovía del tramo actual de la Carretera Nacional 120 entre las poblaciones de Villamartín de la Abadía y Requejo, en el tramo berciano de la futura autopista Ponferrada-Orense. La sección tipo prevista para la futura autovía es de dos carriles por sentido con arcenes exteriores de 2,5 m e interiores de 1,0 m, con una mediana variable a lo largo del trazado.

El origen de la futura autovía A-76 se localiza en Villamartín de la Abadía, donde se ubicará el enlace de conexión con la autovía del Noroeste (A-6), a la altura del punto kilométrico 400 de la A-6. El enlace permite la conexión de las citadas autovías con el resto de la red viaria existente (carreteras N-VI, LE-158/15 y LE-621) y los accesos a Villamartín de la Abadía, a las propiedades colindantes y a la futura Plataforma Logística de El Bierzo. Desde este punto, el trazado de la A-76 continúa siguiendo la N-120 hacia Toral de los Vados y finaliza en la localidad de Requejo, tras un recorrido de 6,2 kilómetros, que discurre a través de los términos municipales de Carracedelo, Toral de los Vados, Corullón y Sobrado.

De forma añadida, se van a diseñar otros dos enlaces: el que se va a localizar en el punto kilométrico 2,2 para el acceso a Toral de los Vados y al Polígono Industrial del Bierzo, y el enlace de la localidad de Requejo, en el punto kilométrico 5,5, donde se prevé conectar con la carretera provincial LE-5250, que abre el paso hacia los términos de Sobrado y Oencia; y con la reposición de la N-120 en el final del tramo.

El proyecto contempla un total de siete pasos superiores, doce pasos inferiores, siete viaductos, una pérgola y once muros. Como obras singulares, además del propio enlace-intercambiador entre las autovías A-76 y A-6, destaca la ampliación del viaducto existente sobre el río Burbia y la duplicación del viaducto del Arroyo del Marco.

El proyecto que desarrolló el Ministerio de Fomento añade las obras y medidas que resultan para garantizar la reposición de servicios, la seguridad vial y las condiciones medioambientales del entorno. La A-76 se aproxima a la primera licitación de obra por valor de 101 millones.

Noticias relacionadas



Club de prensa