+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Hace 60 años se estrenó el control CTC para la vía de Ponferrada a Brañuelas

 

E. F. G.| León
29/09/2014

El Control de Tráfico Centralizado (CTC) consiste en la regulación de las señales y agujas situadas en el trayecto desde un punto único y mediante sistemas informáticos y permite establecer la ruta de diferentes trenes con las mayores garantías de seguridad y fiabilidad. Un avance, en el sistema de regulación del tráfico ferroviario que en España tuvo como escenario pionero al Bierzo. En concreto el tramo comprendido entre Brañuelas y Ponferrada. Cincuenta kilómetros de vía férrea donde se puso en servicio, hace ahora 60 años, el primer CTC europeo, en vía única, telemandado desde Ponferrada.

Su tecnología y patente eran estadounidenses, y su aportación esencial, residía en permitir el mando a distancia, a través de diferentes pulsadores y manetas, de las instalaciones de vía, señales y agujas, para la elaboración de rutas y encaminamientos en las estaciones.

El motivo de su implantación en el Bierzo nada tuvo que ver con que ésta fuese escenario, justo una década antes, del accidente ferroviario más grave de la historia de España, en una colisión entre un tren correo-expreso, una máquina de maniobras y un tren carbonero.

«El problema no fue el accidente de Torre. Era un trazado de ferrocarril por un puerto en el que había un tráfico considerable de trenes de carbón y se alternaba con viajeros. Con el CTC se regulaba y suponía beneficiarse de la frecuencia de las circulaciones que existían en un trazado como el que había en aquel momento». Así lo resume el vicepresidente de la Asociación Leonesa de Amigos del Ferrocarril, Emilio Suárez, quien detalla que la gran ventaja del método era que permitía más circulación de trenes en un mismo trayecto, cuando hasta entonces mientras un tren no llegaba a una estación no podía salir otro.





Buscar tiempo en otra localidad