+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

PATRIMONIO OCULTO

El incendio deja al descubierto una 'Atapuerca medieval'...

El incendio de Bouzas saca a la luz en Manzanedo restos de una treintena de terrazas escalonadas de piedra de varios kilómetros Los expertos creen que son vestigios de los poblados y monasterios de Santa Egeria y Castrillo.

 

El incendio ha sacado a la luz terrazas como las de la fotografía, junto a un colmenar de «abejas agresivas», advirtió Valderas. DL -

El incendio deja al descubierto una 'Atapuerca medieval'... -

21/06/2017

c. fidalgo | ponferrada

Desde Compludo a Valdueza, San Pedro de Montes y el Valle del Silencio, a la Tebaida Berciana se la llamó así por la gran concentración de monasterios, ermitas e iglesias que albergó en su territorio montañoso durante los primeros siglos de la Edad Media. Pero apenas se han descubierto en la última centuria restos importantes que lo atestigüen, más allá de las ruinas de San Pedro de Montes. Hasta que un incendio pavoroso como el que asoló la zona el pasado mes de abril, y una máquina bulldozer que abría un cortafuegos para evitar que las llamas avanzaran hasta la localidad de Manzanedo de Valdueza, han sacado a la luz lo que pueden ser uno de los vestigios más claros de aquel pasado monástico del Bierzo que todavía permanecía oculto por la vegetación.

Se trata, según informaron en una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Ponferrada el investigador Alejandro Valderas y el arqueólogo Fernando Muñoz Villarejo, de una serie de 30 terrazas de piedra escalonadas de «varios kilómetros», situadas en la ladera de un monte entre Manzanedo, San Cristóbal de Valdueza, Peñalba de Santiago y Bouzas, y cuya localización exacta se mantiene en secreto mientras no se aprueben medidas de protección para evitar el expolio. Valderas y Muñoz Villarejo entienden que, a falta de una investigación en profundidad, podrían tratarse de restos de edificaciones de los antiguos poblados y monasterios de Santa Eucheria (o Santa Egeria) y Santa María de Castrillo.

El Ayuntamiento ya ha comunicado el hallazgo a la Delegación Territorial de la Junta y el concejal del Medio Rural y Patrimonio, Iván Alonso, que acompañó a los investigadores en la rueda de prensa junto a la teniente de alcalde, Amparo Vidal, solicitará a la administración autonómica que incluya el yacimiento en la ampliación del Bien de Interés Cultural a toda la Tebaida en un paso más en la carrera emprendida para lograr que la Unesco declare la zona como Patrimonio de la Humanidad. Entusiasmado por el hallazgo, Alonso aseguró ayer que los vestigios «harían de la Tebaida la Atapuerca medieval».

Alejandro Valderas ya había visitado la misma zona hace 30 años en busca de los restos de los dos «despoblados» medievales de Santa Eucheria y Santa María del Castrillo, documentados en los siglos X al XIII. Pero la densa vegetación y el bosque que quemó el incendio de abril le impidieron dar con lo que ahora ha salido a la luz, entre la ceniza y el cortafuegos; cuatro terrazas agrícolas antiguas que una inspección posterior junto al arqueólogo Muñoz Villarejo, el pedáneo de Manzanedo, Agustín Casares, y el propio concejal de Patrimonio de Ponferrada, elevó a la treintena, con «varios kilómetros de muros de contención, tal vez de edificios», media docena de caminos, tres fuentes y «restos de dos posibles edificios».

Valderas insistió en que en la Tebaida, a pesar de los esfuerzos de los monjes de San Pedro de Montes por borrar el pasado de otros monasterios, hay referencias a una veintena de cenobios, ermitas, poblados e iglesias. «Siempre lo hemos sospechado, por algo se llamó Tebaida», afirmó Iván Alonso.