+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La Junta busca integrar la galería de Orellán en las visitas a Las Médulas

Patrimonio inicia los contactos con Borrenes para que la gestión deje de ser privada. Saiz defiende a la Fundación y lamenta que Sánchez-Palencia «tire piedras contra su propio tejado»

 

Visitantes de Las Médulas en el mirador de la galería de Orellán, en una foto de archivo. L. DE LA MATA -

C. FIDALGO | PONFERRADA
13/03/2018

La Junta de Castilla y León ya ha iniciado los contactos con el Ayuntamiento de Borrenes para integrar la entrada a la galería de Orellán, que explota una empresa privada por concesión municipal, en la red pública de visitas a los distintos centros de interpretación de Las Médulas. Así lo adelantó ayer el director general de Patrimonio, Enrique Saiz, que, tras la difusión de un informe del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que pide un cambio de rumbo en la gestión del paraje, no dejó de defender la labor que desempeña la administración autonómica desde que hace cuatro años accedió a tomar las riendas de la Fundación Las Médulas, a pesar de ser una entidad privada, tras la decisión de Luis del Olmo de dejar la presidencia. Saiz lamentó que el arqueólogo del CSIC que ha redactado el informe en nombre del grupo de investigación Estructura Social y Territorio- Arqueología del Paisaje (Etap-Ap), Javier Sánchez-Palencia, «tire piedras contra su propio tejado».

La Junta quiere poner fin a la explotación privada de la galería de Orellán, una de las críticas de Sánchez-Palencia, pero Saiz recordó ayer que es necesario un acuerdo con el Ayuntamiento de Borrenes, muy crítico con la Fundación hasta el punto de haberla abandonado. El propio alcalde de Borrenes se defendía ayer de las críticas del CSIC recalcando que a su municipio «no le quedó otra» que adjudicar la gestión de la galería a una empresa por falta de medios para mantenerla abierta. Prada recordó, en cualquier caso, que existe una cláusula en el contrato que establece la reversión de la concesión en caso de que la administración autonómica saque adelante su proyecto de gestión única.

El director general de Patrimonio también puntualizó al arqueólogo del CSIC que Las Médulas ya cuenta con un programa de actuaciones como es el 20/20 que ha invertido 900.000 euros en el paraje desde 2014 —«otra cosa es que al señor Sánchez-Palencia no le guste, o le gustaría que se hicieran otras cosas, pero el plan existe»— y un órgano como la Fundación, con su propio personal. «Si lo que propone es que haya un centro consorciado del CSIC, esperamos su propuesta», afirmó respecto a la petición de un «centro gestor» con plantilla propia de expertos en Arqueología,, paisajes culturales, minería antigua y cultura castreña que acabe integrando también a los actuales guías de las distintas aulas y centros de visitantes.

Saiz insistió en que la Junta «siempre ha contado con Sánchez-Palencia» y si el Plan de Investigación Trianual que le encargó junto a Almudena Orejas en 2016 no se ha firmado todavía no es por un problema presupuestario, sino por «dificultades administrativas» derivadas de las condiciones de pago por adelantado que propone el CSIC y que «limitan la capacidad de actuación de la Fundación».

El director de Patrimonio negó que los asentamientos de Las Médulas estén abandonados. «No es cierto», aseguró. En el castro de Borrenes y en San Juan de Paluezas hay labores de limpieza y conservación «todos los años» y en Chao de Maseiros también con otra periodicidad. Y la Junta no obliga a los visitantes a conocer únicamente la senda de Las Valiñas, con la Cuevona y la Cueva Encantada y el Mirador de Orellán. «Hemos hecho un esfuerzo para unificar la movilidad y evitar el colapso de las rutas más transitadas», afirmó para defender el plan Itermédulas de autobuses.

Saiz calificó de «trabajo magnífico» las excavaciones en Pedreiras, frente a la acusación de despilfarro, y aseguró que habrá una cubierta parcial, que permita nuevas campañas arqueológicas, pero no «un hangar» como parece pedir Sánchez-Palencia.Y defendió las excavaciones en La Peña del Hombre por el «interés científico y social» de «un asentamiento que complementa a Las Médulas».

Respecto a la Domus de Carucedo, insistió en que «fue un error» del anterior equipo de Consejo en 2010 y del Gobierno socialista, porque la Junta apostaba por un intercambiador de transportes.

Nueva polémica

«A Sánchez-Palencia no le gusta que excavemos donde él no ha excavado, ni que excavemos dónde él ya ha excavado antes», aseguró el director general de Patrimonio después de lamentar que el arqueólogo, con un «tinte polémico desde que puso el pie en Las Médulas», abra una nueva controversia que sólo sirve para «tirar piedras contra su propio tejado».



Club de prensa