+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La Miño-Sil abre 75 expedientes por vertidos y multa con 700.000 euros

El 2016 se cerró con casi los mismos casos que el año anterior, pero se disparan las sanciones.

 

La Confederación es especialmente vigilante con los vertidos de aguas residuales o las obras en cauces fluviales. ANA F. BARREDO -

05/01/2017

dl | Ponferrada

Finalmente fueron más casos y mayor cuantía sancionadora de la prevista inicialmente. Si hasta finales de septiembre pasado la Confederación Hidrográfica Miño-Sil habían incoado un total de 31 expedientes sancionadores por vertidos, ahora, finalizado el año la cifra se ha disparado sustancialmente. Los datos conocidos ayer indican que han sido 75 los expedientes sancionadores por parte de la Comisaría de Aguas con sede en Orense en toda su demarcación territorial, que como es sabido entra también los cauces propios de su cuenca natural.

En septiembre se habían resuelto 58 expedientes y ahora, con el balance del 2016, son casi sesenta las actuaciones que se han acometido por parte de la Confederación contra particulares que han infringido o no respetado la normativa que preserva los cauces fluviales.

Las administraciones públicas, especialmente los ayuntamientos son otros de los multados con sanciones importantes que no se han detallado por obras en las inmediaciones de los ríos, o principalmente por vertidos de sus precarias infraestructuras de fosas sépticas o rústicas depuradoras.

En concreto, en más de una quincena de consistorios ha legado la carta notificadora del expediente sancionador abierto, especialmente por vertidos y obras que no se deberían de haber hecho. En alguno de estos casos, relacionadas con los problemas que hubo con las riadas y que fueron actuaciones de urgencia.

Se da la circunstancia que en algunos casos, las actuaciones multadas han ocasionado daños en los cauces fluviales o en infraestructuras públicas que luego han tenido unos costes de reparación. En este caso, la valoración de los daños ha ascendido a lo largo del pasado año, en diferentes municipios de la cuenca Miño-Sil del Bierzo, a casi 21.000 euros.

Así las cosas, desde la Miño-Sil se indica que las sanciones impuestas durante los doce meses del pasado año ascienden a uno montante global de 700.000 euros. Este dinero suele revertir en actuaciones de mejora en los cauces fluviales de la propia cuenca.

Pese a estas cifras, la conclusión es que existe un mayor cuidado y conciencia medioambiental y ello está repercutiendo en la calidad de las aguas fluviales, que han mejorado sustancialmente en la última década.



Club de prensa

   
1 Comentario
01

Por del Bierzo 11:29 - 06.01.2017

Lamentable que la zorra guarde el gallinero. Nuestro rio (el Boeza) antes no se veía el suelo por el carbón y ahora da asco mirar para él por el mal efecto que ve a través del agua, lodos, porquería y maleza en sus orillas y, que estos señores se atrevan a denunciar al que se arrima a él, teniendo que ser ellos los primeros multados por el abandono que tienen en todo su recorrido