+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EL BIERZO ■ PROTECCIÓN A LOS ANIMALES

Ponferrada clausura un criadero de perros en San Cristóbal de Valdueza

Por falta de licencia ambiental y por las molestias que causan los canes a los vecinos

 

Parte de las perreras clausuradas por el Ayuntamiento de Ponferrada. DL -

05/11/2017

c. f. c. | ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada ha ordenado la clausura de un criadero y lugar de guarda de perros en San Cristóbal de Valdueza y el traslado de los animales —entre 15 y 18, ahora en dos parcelas distintas, según el denunciante— al albergue municipal por falta de licencia ambiental y por las molestias que las perreras situadas en el paraje El Felgar están causando a los vecinos. Aunque la alcaldesa ya firmó el decreto de clausura hace más de dos meses, los animales seguían esta semana en San Cristóbal, según confirmó la representación legal del denunciante, que no tiene constancia de que el propietario haya presentado un nuevo recurso de reposición. El dueño de las instalaciones aún tendría abierta además la vía de interponer un recurso contencioso administrativo en los tribunales antes de que acabe el plazo de dos meses desde la notificación del decreto.

El conflicto en la administración por las perreras se remonta al año 2013, cuando el Ayuntamiento abrió un expediente al entonces titular de las perreras que finalizó por fallecimiento del dueño. Identificado el nuevo titular, el Ayuntamiento le instó en febrero de 2015 a que aportara las autorizaciones y licencias para perreras y albergue de 18 perros de caza. El nuevo propietario trató entonces de regularizar la instalación solicitando licencia ambiental para perrera en la parcela de El Felgar, pero el Ayuntamiento denegó la autorización porque las instalaciones se encuentran en suelo rústico de protección agropecuaria, carece de autorización de uso excepcional en suelo rústico, y no se ajusta a la Ley de Prevención Ambiental, recoge el decreto.

El Ayuntamiento ya ordenó en julio de 2015 la suspensión de la actividad y el desalojo de los perros, recurrida por el propietario. Desestimado el recurso, el consistorio volvió a ordenar el cese de actividad en marzo de este año y el propietario y un familiar respondieron presentando sendas instancias de comunicación de actividad de tenencia de ocho perros en dos parcelas distintas del mismo polígono de San Cristóbal. Finalmente, el Ayuntamiento ha vuelto a denegar el permiso para las dos instalaciones. En el momento en que se ejecute la clausura se procederá al traslado de los animales al albergue y el dueño tendrá 10 días para retirarlos.



Club de prensa