+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Ponferrada declara la guerra a la falsa señalización del Camino de Santiago

El Ayuntamiento quiere acabar con la picaresca en zonas como la entrada desde Molinaseca.

 

Uno de los puntos conflictivos es la zona que media entre Molinaseca y Ponferrada. L. DE LA MATA -

11/07/2018

maría carro | ponferrada

No es extraño encontrarse con señalización confusa e, incluso, contrapuesta en el Camino de Santiago. Un problema que tienen que enfrentar los peregrinos y que, a menudo, es consecuencia de la picaresca de determinados establecimientos de hostelería o comestibles y hospedajes que modifican la ruta para su propio beneficio. Con esto es con lo que luchará el Ayuntamiento de Ponferrada, que hará todo lo posible para poner fin a la «adulteración» de las señales» que es visible en varios puntos de la ruta jacobea, caso de la entrada a Ponferrada, entre este término municipal y el de Molinaseca, según explicó ayer la concejala de Turismo del Ayuntamiento de la capital berciana, María Antonia Gancedo.

La edil confía en que la puesta en marcha del Plan Director orquestado por la Junta de Castilla y León y que incluye la homologación de la señalización ayude a poner fin a una práctica que afecta —dijo— a la totalidad de los municipios que atraviesa el Camino. «Se están adulterando los mojones un día sí y otro también. Es un tema que yo misma he llevado a alguna comisión informativa, incidiendo en el tramo comprendido entre los municipios de Molinaseca y Ponferrada, donde continuamente estamos repintando y lo vuelven a adulterar», dijo la edil de Turismo. Los responsables —recalcó— «son personas de aquí».

Para María Antonia Gancedo, éste es el principal problema que afecta al Camino de Santiago en el municipio. «Es el primer punto a subsanar y el primer agravio», dijo, emplazando a los propietarios de negocios a que indiquen de otra manera la cercanía de sus servicios y no utilizando la flecha amarilla, concebida como la señal oficial. «Toda la información que se le dé al peregrino sobre servicios es buena, pero pueden hacerlo de otra manera», consideró Gancedo, defensora del establecimiento de un lenguaje estándar para toda la ruta del Camino Francés, «un código que vaya guiando a los peregrinos y les clarifique».

La concejala de Turismo asegura que los mayores problemas se dan en el punto citado y que la señalización del resto de la ciudad es correcta, aunque no resulta extraño encontrar peregrinos en zonas del centro de la ciudad por las que no pasa el Camino. «El centro de la ciudad está bien señalizado. Yo creo que hay más problemas en la zona del río, hacia el barrio de Compostilla».



Club de prensa

   
1 Comentario
01

Por Onsfaro 15:53 - 11.07.2018

Pero si el propio ayuntamiento ha puesto señales que no son las del camino se santigo y confunden a los peregrinos. Un invento de la alcaldesa para que parezca que hace algo