+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Proyecto pionero

Ponferrada ensaya el sueño de la educación inclusiva

Las dos escuelas infantiles municipales implantan el método Dide para detectar dificultades de aprendizaje y altas capacidades.

 

La psicopedagoga del plan en Ponferrada Delia Fernández. SÁNCHEZ -

02/07/2018

d. Álvarez | ponferrada

Las dos escuelas infantiles gestionadas por el Ayuntamiento de Ponferrada, Mago Chalupa y Camino de Santiago, son pioneras en España en la implantación de Dide, un innovador método capaz de identificar y detectar hasta 35 dificultades en el aprendizaje y el desarrollo de niños de entre 2 y 18 años. «Imagina cómo cambiaría un país si fuéramos capaces de detectar todas las dificultades de aprendizaje de todos los niños», explica, soñador, el creador de Dide, Alberto Ramírez, que asegura que la novedosa metodología basada en la observación y el big data que utiliza esta plataforma on line ha despertado el interés de la Fundación dirigida por Bill y Melinda Gates y de la filial española del gigante informático Microsoft.

Los cuestionarios en los que se basa el método, cuya creación estuvo financiada con fondos Feder, buscan identificar dificultades en ámbitos como la escritura, el cálculo, la lectura o la memoria, pero también son capaces de detectar problemas relacionados con la audición, la visión y la psicomotricidad, así como con la conducta, la autoestima o el estado de ánimo de ánimo de los pequeños. Además, el método puede detectar otras situaciones particulares como el acoso escolar o las altas capacidades.

La principal novedad que aporta Dide en el mundo del diagnóstico, explica Ramírez, es que los resultados sobre aptitudes y comportamientos se obtienen sin someter al niño a pruebas o cuestionarios. «Nos basamos en el método de observación, preguntamos a los que mejor conocen a los niños: los profesores y los padres», asegura este emprendedor procedente del sector tecnológico. Su idea nació en Valencia en septiembre de 2011 aunque necesitó de años de probaturas hasta su salida al mercado hace ahora un año. En este tiempo, la iniciativa ha llegado a cinco países y ha ayudado a detectar problemas en la educación, el aprendizaje, el desarrollo emocional, la socialización y el comportamiento de más de 2.500 niños. as ya descartados por Dide.

El caso de Ponferrada

Por su parte, la psicopedagoga y responsable de la implantación de Dide en las escuelas infantiles de Ponferrada, Delia Fernández, considera que el método es «una herramienta fantástica para orientadores, familias y colegios». «Hasta ahora la única manera de cribar a los niños era aplicarles pruebas, lo bueno de Dide es que los niños no intervienen», reitera Fernández, que se encarga de coordinar el desembarco de la plataforma en Castilla y León.

Bajo su supervisión como orientadora, los profesores de los centros de la capital berciana y las familias de los alumnos ya están respondiendo a los cuestionarios. «Los padres ya tienen las invitaciones y están rellenando las encuestas de fin de curso, nos han dado una respuesta espectacular y ya contamos con más de 80 familias», adelanta la responsable del proyecto, que valora que «el sistema obliga a que las familias tengan que participar, que tengan que preocuparse de conocer a su hijo más».

Otra de las grandes ventajas de Dide, señala Fernández, consiste en que «los cuestionarios se pueden volver a rellenar al cabo de un tiempo para ver la evolución del niño, porque a él no le afecta». Estas «revisiones posteriores» permiten despejar dudas y evitar que «dificultades que no se han detectado y que se pueden resolver en los primeros cursos de primaria sin apenas secuelas» se arrastren hasta etapas muy posteriores de la educación, con sus consecuencias negativas en cuento al fracaso escolar y a la baja autoestima de los niños y adolescentes.

En cambio, la detección precoz de esos problemas «facilita la tarea a las familias y a los profesores antes de entrar en la educación primaria», destaca la psicopedagoga,que recuerda que «muchos rasgos se pueden apreciar desde muy pronto, para otros es necesario esperar, pero la prevención siempre es valiosa» Fernández recalca que «sería maravilloso implantarlo en los colegios» y avanza que la plataforma se está difundiendo entre las federaciones de Ampas entre las que ha despertado un importante interés.

Por otro lado, el concejal de Bienestar Social de Ponferrada, Pedro Muñoz, considera que el «programa de detección precoz» es una «prestación fundamental» que no sólo permitirá identificar a los pequeños con necesidades educativas especiales antes de la etapa de escolarización sino que permitirá detectar también las altas capacidades.



Club de prensa