+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El PP aplaza cualquier decisión sobre el edil de Palacios hasta analizar su versión

El secretario provincial de los populares dice que primero tiene que hablar directamente con él.

 

14/02/2018

m. carro | ponferrada

La presunta agresión de un concejal del PP en el Ayuntamiento de Palacios del Sil a otro del PSOE ha dado mucho de que hablar en las últimas horas, aunque pocas palabras de las pronunciadas al respecto han salido de las filas de su partido. El PP pospone la toma de cualquier decisión o acción alguna hasta conocer bien los hechos acaecidos en el salón de plenos de la casa consistorial tras la celebración de la última sesión, el lunes a primera hora de la mañana. El secretario provincial de los populares, Ángel Calvo, aseguró ayer que habrá un pronunciamiento al respecto de lo ocurrido, pero que primero tiene que escuchar la versión que de los hechos dé el concejal acusado de la agresión, Jesús Merillas, con quien ayer intentó hablar —dijo— sin éxito.

Tampoco el alcalde de Palacios del Sil, Roberto Fernández, quiso avanzar nada de las conversaciones mantenidas en las últimas tanto con su grupo de concejales como con el propio secretario provincial del partido. Es un tema lo suficientemente grave como para afrontarlo con cautela y no tomar decisiones precipitadas, aseguraron tanto desde la provincial como el regidor, que desde que se produjo la agresión ha intentando mantenerse en una línea intermedia, consciente —dijo— de que cualquier afirmación al respecto puede empeorar más las cosas.

Por lo tanto, el futuro del concejal de Palacios está en el aire y mientras él guarda silencio, el PSOE insiste en pedir su dimisión. Reiteran que, en ningún caso fue una pelea, sino un ataque directo de Merillas a Jorge López y desmienten que se produjera provocación alguna de parte de este último. Los socialistas piden una destitución inmediata pero el PP prefiere abordar el asunto con tranquilidad, meditando bien los actos para no ser erráticos en la decisión final. De hecho, Ángel Calvo consideró que en el PSOE siempre «suelen ver la paja en el ojo ajeno y no ven la viga en el suyo», recordando —siempre sin querer justificar cualquier comportamiento violento— la agresión que, en su día, sufrió uno de sus concejales en el Ayuntamiento de Carucedo a manos del que era el alcalde, Clemades Rodríguez. Entonces —apuntó— no ejecutaron el cese del regidor.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla