+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La terapia ambulatoria gana peso en la cura de drogodependientes

El 70% de los usuarios de Proyecto Hombre son adictos de poco tiempo.

 

12/03/2018

m. carro | ponferrada

La historia ha cambiado mucho en los últimos 35 años, justo los mismos que acumula la actividad de la Fundación Proyecto Hombre, que ayer celebró su cena benéfica anual. Más de tres décadas de evolución en las que la Fundación ha constatado un cambio evidente en el tipo de usuario que acude al centro en busca de ayuda terapéutica para superar su adicción. Si hace 30 años, el cien por cien de los usuarios eran consumidores cronificados, con una adicción de años y un consumo prolongado que se notaba a simple vista; ahora, las personas tratadas en Proyecto Hombre son, principalmente, abusadores de sustancias, personas que no llevan mucho tiempo consumiendo y que buscan ayuda en una fase temprana de la adicción.

Así, de ese cien por cien de drogodependientes muy afectados que acudían al centro cuando se encontraban ya en una fase muy avanzada e, incluso, afectados de otras enfermedades derivadas del consumo; ahora este tipo de perfil se limita a un 30%. Siete de cada diez usuarios de Proyecto Hombre son consumidores tratados en una base temprana. «Hay muchos adolescentes que llevan unos meses consumiendo», explicó el presidente de Proyecto Hombre, Jorge Juan Peña.

Este cambio de perfil es positivo es el sentido de que si los drogodependientes buscan antes ayuda terapéutica, también podrán resolver antes la situación y salir con más premura del círculo vicioso del consumo de algún tipo de sustancia estupefaciente. Eso sí, el método de tratamiento es el mismo, lo que ha cambiado es la atención, más ambulatoria que de ingreso. «Ahora mismo tenemos unas 30 personas en la comunidad terapéutica y antes eran el doble», apuntó Peña.

El cambio de mentalidad y la eliminación de buena parte de los tabúes han contribuido a que los consumidores acudan antes a Proyecto Hombre. Lo que no ha cambiado es que siguen siendo mayoritariamente las familias las que dan el paso y empujan al consumidor a acudir a terapia. «En las adicciones nadie viene por su propio pie, incluso muchas veces viene sólo los padres porque sus hijos no aceptan acudir», apuntó Peña, que también puso el acento en el cada vez más elevado número de personas que acuden a Proyecto Hombre por adicciones sin sustancia (juego, Internet, nuevas tecnologías, etcétera).



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla