+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

HISTORIA ENTRE ZARZAS

La vieja vía Ponferrada-Villablino, un enorme patrimonio en vía muerta

Zarzas, maleza y árboles amenazan con sepultar y dañar este tramo ferroviario que dibujó la historia del Bierzo y Laciana

 

GEORGINO FERNÁNDEZ | LEÓN
15/06/2018

Un grandísimo patrimonio en vía muerta. La metáfora no es complicada. Sale enseguida. Solo hace falta darse un paseo en el Alto Sil -sorteando zarzas y maleza- por la antigua vía férrea del ferrocarril Ponferrada-Villablino para esa sea la primera reflexión de cualquiera con una mínima dosis de sentido común o de amor por un patrimonio clave en la historia del Bierzo y Laciana.

¿Cuanto tiempo se lleva hablando de la necesidad de rentabilizar este patrimonio? ¿Y de poner en marcha un tren turístico? Cerca de treinta años. Demasiado tiempo para que todo siga en vía muerta. Pero es precisamente el tiempo -ese concepto inmaterial que todo lo descose- el que está pasando a los restos del ferrocarril minero. En su tramo tal vez más bonito, el que discurre entre Palacios del Sil y Villablino la maleza, las zarzas y los árboles (sí han leído bien) se están literalmente comiendo las vías hasta hacerlas desaparecer bajo un manto verde en determinados sitios. Una pena. ¿Realmente no hay ninguna institución, partido o político que se pueda tomar en serio la recuperación de este patrimonio? Sólo hace falta darse un paseo por el que durante décadas fue el espacio propio de ruidosas locomotoras de vapor para darse cuenta de que las posibilidades para su puesta en valor son muchas. Muchísimas.

Pero de momento todo es olvido. Estaciones como las de Palacios o Cuevas del Sil están ya totalmente destrozadas, saqueadas. arrasadas y convertidas en una ruina en suma. Pero el tramo de vías todavía resiste -por fortuna está lo bastante lejos de la carretera para que puedan robar los raíles como ya ha sucedido en el Bierzo- y podría ser aprovechado para crear una ruta verde espectacular. Siempre que no se deje que los pequeños árboles que ya crecen a cientos entre las traviesas se conviertan en todo un bosque en unos pocos años.

Por desgracia a este gran patrimonio histórico le ha sobrado siempre burocracia y un permanente mareamiento de la perdiz y le ha faltado determinación. Incluso aparecen ahora síntomas de 'rendición' con el viejo proyecto para poner en marcha un tren turístico. Por fortuna, el Consejo Comarcal del Bierzo se mantiene firme y sigue apostando por la antigua línea de ferrocarril en tren turístico sin por ello descartar algún uso complementario como el que propone la Asociación Vía de la Antracita para aprovechar el trazado como vía verde para ciclistas y senderistas. Su presidente, Gerardo Álvarez Courel, aboga por dar prioridad al proyecto conocido como Ponfeblino. “Lo lógico es seguir apostando por el tren turístico y no por convertirlo en una vía”, dijo.  “Lo que hay que recuperar es ese recurso turístico”, subrayó Álvarez Courel en alusión al proyecto original de recuperar el tren aunque sin descartar el aprovechamiento como vía verde “complementaria” en algunos puntos donde ha desaparecido la vía, como el tramo comprendido entre Ponferrada y Cubillos del Sil, pero también sin renunciar al restablecimiento de los raíles en ese punto.

Otra de las administraciones implicadas, la Junta de Castilla y León, se encuentra ultimando los trámites para desafectar las antiguas vías y todo el material del antiguo Ponfeblino. La Consejería de Fomento está finalizando el expediente, con la lista de todo el material, para que Hacienda pueda hacer el último trámite: la desafectación de todas estas infraestructuras, para que dejen de tener un uso de transporte de carbón y pueda dársele otros usos.  Finalizado este proceso, la Junta se ha comprometido a respaldar los proyectos para el aprovechamiento alternativo del viejo ferrocarril de la MSP e incluso se ha hablado de posibles inversiones.

Documentos relacionados



Club de prensa

   
5 Comentarios
05

Por Nine_zapa 19:31 - 15.06.2018

Si tomamos como referencia otros ferrocarriles turísticos en el resto de Europa, el Ponfeblino sería uno de los que más jugo se le podría sacar, pues las posibilidades de explotación son casi infinitas. Si a eso le unimos la particularidad del trazado (lo se pues he tenido la suerte de bajar desde Villablino a Cubillos en una locomotora en 1994), lo convertirían de uno de los mejores trayectos de tren turístico. Sólo hace falta voluntad, buenos gestores y contar con las asociaciones de amigos del ferrocarril que al fin y al cabo son las que más saben de ferrocarril.

04

Por Martín52 17:14 - 15.06.2018

Tenemos que acostumbrarnos a prescindir de ayudas de las administraciones y ponernos a trabajar si creemos en las cosas que valen la pena. Crear una asociación de amigos y pico pala y rastrillo, cada fin de semana un kilómetro limpio y en poco tiempo has preparado un tramo que sirva de EJEMPLO. A partir de aquí malo será que no surjan ayudas para colaborar en el proyecto. Y no estaría mal que la iniciativa procediese por ejemplo del Consejo para justificar su existencia. Con mi colaboración ya cuentan.

03

Por JUAN PEDRO MARTÍNEZ BASTIDA 9:12 - 15.06.2018

Tras la sentencia GURTEL nada es igual en el manejo de fondos públicos, no se puede seguir gastando dinero a tontas y a locas, para mayor gloria de los políticos de turno que, como ha quedado demostrado, lo utilizan para pagarse las campañas electorales con cargo al bolsillo de los contribuyentes. Dicho esto también es conveniente hacer notar que todas las obras de nula utilidad social, es decir; aquellas que se hacen y no se utilizan y que lo único que han producido es beneficio al empresario que las ha ejecutado, también deberían de considerase gasto inútil y lesivo para las arcas públicas. El proyecto del Ponfeblino es de todo punto inviable, hay más de un estudio de viabilidad que así lo demuestra y por tanto debería de ser reconvertido a vía verde, la VIA DE LA ANTRACITA, que atraería como tantas otras en España, en Europa y en el mundo a cientos de miles de visitantes que aportarían unos buenos dineros a la maltrecha economía berciana y lacianiega. Mantenerse en el erre que erre del Ponfeblino a sabiendas de su inviabilidad, es poco menos que prevaricar. Recientemente el Consorcio ha salido con la milonga de que una empresa privada está interesada en la explotación de la vía, es de sobra conocido el proceso de esta generosidad empresarial, primero se monta el garito , se contrata a la plantilla y en poco tiempo se declara la inviabilidad y claro está el despido de los contratados, como es natural, el ayuntamiento, los ayuntamientos, salen al rescate, pasando las obligaciones privadas a públicas, suele suceder ¡que casualidad! que los contratados por aquella iniciativa privada son en su mayor parte familiares y amigos de los picatostes municipales, una vez más nos encontramos con la GURTEL. Las vías verdes mueven en España más de 25 millones de visitas anuales con un impacto económico de 250 millones de euros, dos poderosas razones para abandonar la milonga del Ponfeblino.

02

Por chabea 8:13 - 15.06.2018

En mantener las vías y los trenes deberían haber gastado los fondos miner, no en baldosas

01

Por yuka 18:10 - 14.06.2018

seguir soñando,esta comarca minera no volvera a ser lo que fue,y sabemos todos quien se lo llevo todo calentito