+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA BAÑEZA

El calendario marca el adiós y el disfraz vuelve al armario

 

Don Carnal se despide en La Bañeza con el popular entierro y concurrido de la sardina. f. otero perandones -

11/02/2016

a.g.v. | la bañeza

La despedida a Don Carnal volvió a costar. Como siempre. Como cada año. El entierro de la sardina, que apuró las últimas dosis de disfraz, marcó el fin de la fiesta. Días intensos de jolgorio y alegría que ahora dan paso a Doña Cuaresma y al escabeche. Sin embargo, antes del hasta luego oficial, La Bañeza siguió siendo la reina del baile, porque en esta época ya se sabe que hasta el luto es un disfraz. Las plañideras y los hermanos del pez llevaron con solemnidad la urna. Don Carnal ya ha guardado la purpurina pero se despidió a ritmo de charanga, no iba a ser menos.