+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

A 70 km/h

 

Julián Díez González - 16/11/2017

El mundo está sufriendo una hecatombe. No es necesario ser Julio Verne para predecirlo. Uno se da cuenta de ello cada vez que abre un diario, escucha un noticiario o se acerca a pasear por su pantano más cercano. Y lo más triste de esta hecatombe quizás sea que al ser progresiva no parece tal. Esta recurrida reflexión viene a colación de la reciente disminución de la velocidad máxima para vehículos impuesta por el Ayuntamiento de Madrid -¡dónde si no!-. Es en ese momento cuando uno se plantea la paradoja de que el verdadero problema es la falta de soluciones. No se trata de un problema de Madrid. Ni se trata de un problema de París. O de Pequín -cuántos pequineses pagarían por ir a respirar los contaminados aires madrileños-. Se trata de un problema que nos afecta a todos, en mayor o menor medida. La Edad de los Combustibles Fósiles (que será como denominen a la actual Edad Contemporánea cuando estemos bajo tierra -o formando parte de la polución de nuestros aires, que lo de la tierra ya cada vez se estila menos- nos estudien dentro de un par de siglos) está relativamente cercano. Pero los problemas por el incontrolado creciemiento demográfico se seguirán agravando, ayudados por el avance de las tecnologías y el retroceso de la ética humana. Y con todo ello, son de agradecer estas medidas que parecen resolver los problemas a los que nos enfrentamos, a costa eso sí, del trabajador madrileño de periferia que tiene que madrugar media hora más para desplazarse en su utilitario hasta su trabajo. Benditos sean los parches para la hecatombre que se avecina... Y mientras, todos con nuestros móviles en carga y descarga, comentando la jugada en diarios digitales -que las tertulias de bar también cada vez se estilan menos...-.